ChanRobles™ Virtual Law Library | chanrobles.com™  
Main Index Law Library Philippine Laws, Statutes & Codes Latest Legal Updates Philippine Legal Resources Significant Philippine Legal Resources Worldwide Legal Resources Philippine Supreme Court Decisions United States Jurisprudence
Prof. Joselito Guianan Chan's The Labor Code of the Philippines, Annotated Labor Standards & Social Legislation Volume I of a 3-Volume Series 2019 Edition (3rd Revised Edition)
 

 
Chan Robles Virtual Law Library
 









 

 
UNITED STATES SUPREME COURT JURISPRUDENCE
 

 
PHILIPPINE SUPREME COURT JURISPRUDENCE
 

   
June-1941 Jurisprudence                 

  • G.R. No. 47032 June 6, 1941 - EL PUEBLO DE FILIPINAS v. JOSE MIRANDA, ET AL.

    072 Phil 222

  • G.R. Nos. 47038, 47039 & 47040 June 6 1941

    LUIS R. PIMENTEL v. PEOPLE OF THE PHIL.

    072 Phil 227

  • G.R. No. 47260 June 6, 1941 - BISHOP OF NUEVA CACERES v. EUGENIA M. SANTOS, ET AL.

    072 Phil 230

  • G.R. No. 47454 June 6, 1941 - ADRIANO TRINIDAD v. ANDRES S. SIOCHI, ET AL.

    072 Phil 241

  • G.R. No. 47317 June 10, 1941 - SISENANDO ABARRO v. TOMASA DE GUIA

    072 Phil 245

  • G.R. No. 47519 June 10, 1941 - EMILIANO E. GARCIA v. PAZ E. VELASCO

    072 Phil 248

  • G.R. No. 47549 June 10, 1941 - J. BENTON CLAUSEN v. ISABEL CABRERA

    072 Phil 252

  • G.R. Nos. 47646 & 47657 June 10, 1941 - FRANCISCO BALTAZAR v. ANDRES LAYUG, ET AL.

    072 Phil 254

  • G.R. No. 47684 June 10, 1941 - PEOPLE OF THE PHIL. v. DIONISIO A. MANEJA

    072 Phil 256

  • G.R. No. 47686 June 10, 1941 - COMMONWEALTH OF THE PHIL. v. TEODORO SANDIKO

    072 Phil 258

  • G.R. No. 47689 June 10, 1941 - WILFRIDO MACEDA, ET AL. v. ZOSIMO FERNANDEZ, ET AL.

    072 Phil 261

  • G.R. No. 47694 June 10, 1941 - PEOPLE OF THE PHIL. v. PATRICIO CALDITO, ET AL.

    072 Phil 263

  • G.R. No. 47756 June 10, 1941 - LUIS OCAMPO v. PEOPLE OF THE PHIL.

    072 Phil 268

  • G.R. No. 47762 June 10, 1941 - SILVERIO MORCO v. SALVADOR MUÑOZ

    072 Phil 270

  • G.R. No. 47764 June 10, 1941 - FRANCISCO V. VILLARICA v. CONCEPCION MANIKIS

    072 Phil 272

  • G.R. No. 47770 June 10, 1941 - SILVESTRE GALLANO v. PABLO S. RIVERA, ET AL.

    072 Phil 277

  • G.R. No. 47780 June 10, 1941 - CIRILO ALAFRIZ v. MARIANO NABLE, ET AL.

    072 Phil 278

  • G.R. No. 47789 June 10, 1941 - FE CASTRO DE AGBAYANI v. JUSTICE OF PEACE OF THE CAPITAL OF ILOCOS NORTE, ET AL.

    072 Phil 281

  • G.R. No. 47816 June 10, 1941 - SABINO AGUILOS v. CONRADO BARRIOS, ET AL.

    072 Phil 285

  • G.R. No. 47862 June 10, 1941 - FRANCISCA SIMON v. SINFOROSO TAGOC

    072 Phil 287

  • G.R. No. 47863 June 10, 1941 - JOSE H. JUNQUERA v. JOSE VAÑO, ET AL.

    072 Phil 293

  • G.R. No. 47892 June 10, 1941 - PABLO VALENZUELA v. VALERIO FLORES, ET AL.

    072 Phil 307

  • G.R. No. 48027 June 10, 1941 - EL INTESTADO DE BENITO VALDEZ, ET AL. v. VICENTE ALBERT, ET AL.

    072 Phil 309

  • G.R. No. 47421 June 13, 1941 - IN RE: EL REGISTRADOR DE TITULOS DE NUEVA ECIJA v. EL DIRECTOR DE TERRENOS

    072 Phil 313

  • G.R. No. 47734 June 13, 1941 - EL BANCO NACIONAL FILIPINO v. CORNELIO PINEDA, ET AL.

    072 Phil 316

  • G.R. No. 47738 June 13, 1941 - ALFREDO HIZON MERCADO, ET AL. v. BUENAVENTURA OCAMPO, ET AL.

    072 Phil 318

  • G.R. No. 47799 June 13, 1941 - ELEUTERIO NERI, ET AL. v. IGNACIA AKUTIN, ET AL.

    072 Phil 322

  • G.R. No. 47965 June 13, 1941 - EL DIRECTOR DE TERRENOS v. MARIANO ABACAHIN, ET AL.

    072 Phil 326

  • G.R. No. 47072 June 17, 1941 - EL DIRECTOR DE TERRENOS v. AGUSTIN ACOSTA, ET AL.

    072 Phil 329

  • G.R. No. 47358 June 17, 1941 - MANILA MOTOR CO., INC. v. LA CIUDAD DE MANILA

    072 Phil 336

  • G.R. No. 47432 June 17, 1941 - EUSTAQUIO FULE v. SALVADOR ABAD SANTOS, ET AL.

    072 Phil 339

  • G.R. No. 47542 June 17, 1941 - LA FABRICA DE CERVEZA DE SAN MIGUEL v. ESTEBAN C. ESPIRITU

    072 Phil 344

  • G.R. No. 47570 June 17, 1941 - IN RE: EL REGISTRADOR DE TITULOS DE PAMPANGA v. ALFREDO HIZON MERCADO

    072 Phil 353

  • G.R. No. 47580 June 17, 1941 - SIMEON MANDAC v. COURT OF APPEALS

    072 Phil 357

  • G.R. No. 47587 June 17, 1941 - VICENTE DIAZ v. A. L. YATCO

    072 Phil 360

  • G.R. No. 47660 June 17, 1941 - VISAYAN SURETY & INSURANCE CORPORATION v. VICENTE VERSOZA

    072 Phil 362

  • G.R. Nos. 47678 & 47679 June 17, 1941 - EL HOGAR FILIPINO, ET AL. v. ISIDORO DE SANTOS, ET AL.

    072 Phil 368

  • G.R. No. 47724 June 17, 1941 - HERMENEGILDO DEVEZA v. MANUEL RUIZ RUILOBA

    072 Phil 372

  • G.R. No. 47745 June 17, 1941 - JOSE OLIVER SUCCESSORS v. MARIAÑO NABLE, ET AL.

    072 Phil 376

  • G.R. No. 47771 June 17, 1941 - PACIFIC COMMERCIAL CO. v. GRACIANO DE LA RAMA

    072 Phil 380

  • G.R. No. 47837 June 17, 1941 - SEGUNDO GARCIA v. EL DIRECTOR DE TERRENOS

    072 Phil 385

  • G.R. No. 47848 June 17, 1941 - BONIFACIO DANGALAN v. DOMINGO MARTICIO, ET AL.

    072 Phil 388

  • G.R. No. 47889 June 17, 1941 - ANDRES JARDIN, ET AL. v. SEVERINA VILLAMAYOR

    072 Phil 392

  • G.R. No. 47972 June 17, 1941 - A. K. SPIELBERGER v. L. R. NIELSON

    072 Phil 396

  • G.R. No. 47538 June 20, 1941 - GONZALO PUYAT & SONS, INC. v. ARCO AMUSEMENT CO.

    072 Phil 402

  • G.R. No. 47588 June 20, 1941 - JOSE L. LIWANAG v. TOLARAM MENGHRAJ, ET AL.

    072 Phil 410

  • G.R. No. 47601 June 20, 1941 - EDUARDO C. GUICO v. NICASIO SAN PEDRO, ET AL.

    072 Phil 415

  • G.R. No. 47683 June 20, 1941 - EL GOBIERNO DE LAS ISLAS FILIPINAS v. CONSOLACION M. GOMEZ, ET AL.

    072 Phil 420

  • G.R. No. 47726 June 20, 1941 - MONTE DE PIEDAD, ET AL. v. VICTORINO DANGOY

    072 Phil 428

  • G.R. No. 47797 June 20, 1941 - JOSEFA LABOT v. EDUVIGES LIBRADA

    072 Phil 433

  • G.R. No. 47819 June 20, 1941 - LEONARDO GUISON v. LA CIUDAD DE MANILA

    072 Phil 437

  • G.R. No. 48100 June 20, 1941 - FLORENCIO PELOBELLO v. GREGORIO PALATINO

    072 Phil 441

  • G.R. No. 46966 June 24, 1941 - EL GOBIERNO DE FILIPINAS v. CHUNG LIU & COMPANY

    072 Phil 450

  • G.R. No. 47058 June 27, 1941 - PHILIPPINE RAILWAY CO. v. ASTURIAS SUGAR CENTRAL

    072 Phil 454

  • G.R. No. 47189 June 27, 1941 - A. L. AMMEN TRANS. CO. v. LA COMISION DE SERVICIOS PUBLICOS

    072 Phil 459

  • G.R. No. 47226 June 27, 1941 - PEDRO DE JESUS v. GUAN BEE CO.

    072 Phil 464

  • G.R. No. 47338 June 27, 1941 - FRANCISCO EGMIDIO v. LEON REGALADO, ET AL.

    072 Phil 479

  • G.R. No. 47354 June 27, 1941 - EL OPISPO CATOLICO ROMANO DE NUEVA SEGOVIA v. EL MUNICIPIO DE SANTA CATALINA

    072 Phil 482

  • G.R. No. 47380 June 27, 1941 - ZACARIAS DE SADUESTE v. MUNICIPALITY OF SURIGAO

    072 Phil 485

  • G.R. No. 47409 June 27, 1941 - ANGEL P. MIGUEL v. ARSENIO P. DIZON, ET AL.

    072 Phil 488

  • G.R. No. 47411 June 27, 1941 - J. A. WOLFSON v. MANILA STOCK EXCHANGE

    072 Phil 492

  • G.R. No. 47465 June 27, 1941 - VICENTE DIAZ v. POPULAR LABOR UNION OF CAIBIRAN

    072 Phil 502

  • G.R. No. 47501 June 27, 1941 - FELIX B. BAUTISTA, ET AL. v. GABRIEL LASAM, ET AL.

    072 Phil 506

  • G.R. No. 47517 June 27, 1941 - IDONAH SLADE PERKINS v. MAMERTO ROXAS, ET AL.

    072 Phil 514

  • G.R. No. 47641 June 27, 1941 - JOSEFA BUNDALIAN, ET AL. v. JUAN DE VERA, ET AL.

    072 Phil 520

  • G.R. No. 47701 June 27, 1941 - MENTHOLATUM CO. v. ANACLETO MANGALIMAN, ET AL.

    072 Phil 524

  • G.R. No. 47731 June 27, 1940

    QUINTINA R. SABADO v. LEONCIA FERNANDEZ

    072 Phil 531

  • G.R. No. 47888 June 27, 1941 - MANUEL VILLARAMA vs.JUANITO MANLUSOC

    072 Phil 538

  • G.R. No. 47931 June 27, 1941 - ADRIANO MENDOZA v. CALIXTO PILAPIL, ET AL.

    072 Phil 546

  • G.R. Nos. 47955 y 47993 June 27, 1941 - MARIANO B. ARROY, ET AL. v. ARSENIO DIZON

    072 Phil 557

  • G.R. No. 47971 June 27, 1941 - IN RE: MARIANO MAGBANUA, ET AL. v. MANUEL A. AKOL, ET AL.

    072 Phil 567

  • G.R. No. 48004 June 27, 1941 - CARLOS DORONILA v. DOLORES VASQUEZ DE ARROYO

    072 Phil 572

  • G.R. No. 47179 June 28, 1941 - PHIL. ASS’N OF MECHANICAL AND ELECTRICAL ENGINEERS v. M. JESUS CUENCO, ET AL.

    072 Phil 579

  • G.R. No. 47269 June 28, 1941 - KUAN LOW & CO. v. EL ADMINISTRADOR DE ADUANAS

    072 Phil 582

  • G.R. No. 47424 June 28, 1941 - EL BANCO NACIONAL FILIPINO v. BACOLOD-MURCIA MILLING CO., INC.

    072 Phil 583

  • G.R. No. 47586 June 28, 1941 - LIM BONFING, ET AL. v. TEODORICO RODRIGUEZ

    072 Phil 586

  • G.R. No. 47966 June 28, 1941 - LOPE ATIENZA v. MAXIMINO CASTILLO

    072 Phil 589

  • G.R. No. 47342 June 30, 1941 - HILARIO C. RODRIGUEZ v. RAMON ECHEVARRIA

    073 Phil 1

  • G.R. No. 47446 June 30, 1941 - JOSE P. BANTUG v. MAMERTO ROXAS

    073 Phil 13

  • G.R. No. 47637 June 30, 1941 - JOSE VISTAN v. EL ARZOBISPO CATOLICO ROMANO DE MANILA

    073 Phil 20

  • G.R. No. 47663 June 30, 1941 - JULIN GO v. EL BANCO NACIONAL FILIPINO

    073 Phil 27

  • G.R. No. 47768 June 30, 1941 - NORTHERN LUZON TRANSPORTATION v. COURT OF INDUSTRIAL RELATIONS, ET AL.

    073 Phil 41

  • G.R. No. 47790 June 30, 1941 - IN RE: EMILIANO GUZMAN

    073 Phil 51

  •  





     
     

    G.R. No. 47446   June 30, 1941 - JOSE P. BANTUG v. MAMERTO ROXAS<br /><br />073 Phil 13

     
    PHILIPPINE SUPREME COURT DECISIONS

    EN BANC

    [G.R. No. 47446. June 30, 1941.]

    JOSE P. BANTUG, recurrente, contra MAMERTO ROXAS, como Juez de Primera Instancia de Manila, JOAQUIN GARCIA, como sheriff de la Ciudad de Manila, y AURELIO MONTINOLA, recurridos.

    D. Ramon Z. Tiongco en representacion del recurrente.

    D. Vicente Hilado en representacion de los recurridos.

    SYLLABUS


    1. DESAHUCIO; EJECUCION DE LA SENTENCIA; DENEGACION EN ARAS DE LA EQUIDAD. — En el presente caso la razon para denegar la ejecucion de la sentencia del Juzgado Municipal era patente y conmovedora, no solo porque el olvido y descuido en que incurrio el recurrente fueron motivados por la enfermedad de su hijo sino tambien porque, de ejecutarse la sentencia, el recurrente se veria privado para siempre de su hogar donde el y su familia han estado residiendo desde el año 1919 y para cuya construccion, quien lo sabe, tal vez habria empleado hasta el ultimo centavo de sus ahorros. Por estas razones el Juzgado debia haber denegado la mocion de ejecucion de la sentencia y, al concederla obro con inexorable rigidez que este Tribunal, en el ejercicio de su jurisdiccion apelada, puede atemperar la en aras de la equidad y con el fin de evitar perjuicios irreparables al recurrente.

    2. ID.; ID.; ID.; ARTICULO 2 DE LA REGLA 38 DE LOS REGLAMENTOS DE LOS TRIBUNALES. — El articulo 2 de la Regla 38 de los Reglamentos de los Tribunales dispone que "cuando, mediante fraude, accidente, error o negligencia excusable, se registrare una sentencia u orden, o se adoptare por el Juzgado de Primera Instancia cualquier otro tramite contra un litigante este podra presentar ante el mismo Juzgado una solicitud para que se deje sin efecto tal sentencia, orden o tramite." Bajo esta disposicion una parte puede ser relevada de los efectos de una omision de pagar los alquileres dentro de los primeros diez dias de cada mes, si se prueba que esa omision se debe a fraude, accidente, error o negligencia excusable. Y teniendo en cuenta las circunstancias especiales que aqui han concurrido, puede decirse que se trata de un caso de negligencia excusable.


    D E C I S I O N


    PER CURIAM:


    El recurrente era arrendatario (y lo es actualmente) de una pequeña parcela de terreno de 376.7 metros cuadrados de superficie de la propiedad anteriormente del Arzobispo Catolico Romano de Manila y pagaba un alquiler mensual de P7.50 por la ocupacion del terreno en donde habia edificado una casa, que era y es su residencia, desde el año 1919. Habiendose traspasado la Hacienda Vitocruz, dentro de la cual esta comprendido el terreno, al recurrido Aurelio Montinola, este notifico varias veces al recurrente que desalojara el terreno y removiera su casa, a menos que estuviera conforme a pagar un alquiler mensual de P37.67. Como era de esperar, el recurrente no asintio y propuso al recurrido que le comprara la casa y, en el entretanto, permanecio disfrutando del terreno. Entonces el recurrido entablo accion contra el recurrente en el Juzgado Municipal el cual dicto sentencia contra el recurrente condenandole a que desalojara el terreno y removiera su casa y que pagara al recurrido alquiler mensual de P15 a partir desde el 29 de junio de 1938, mas las costas. El recurrente apelo de la sentencia al Juzgado de Primera Instancia de Manila el cual confirmo dicha sentencia. Mientras la apelacion estaba pendiente el recurrente estuvo pagando los alquileres fijados de P15 al mes durante los 10 primeros dias de cada mes, pero por haberse enfermado un hijo suyo y por haberse dedicado enteramente a atender su curacion, no pudo pagar en o antes del 10 de enero de 1940 el aquiler que correspondia al mes de diciembre de 1939. Esto dio lugar a que el recurrido presentara una mocion y pidiera en ella la ejecucion de la sentencia que dicto el Juzgado Municipal. El Juzgado de Primera Instancia accedio a la mocion por auto del 31 de enero de 1940 y ordeno la ejecucion de la mencionada sentencia. Al enterarse de la mocion que presento el recurrido el 17 de enero de 1940, el recurrente deposito algunos dias despues la suma de P15 que representaba el alquiler del mes de diciembre de 1939 y se opuso a la mocion de ejecucion de la sentencia. Para impedir la ejecucion del auto del 31 de enero de 1940, el recurrente inicio procedimientos de certiorari ante el Tribunal de Apelacion el cual, en decision promulgada el 10 de abril de 1940, desestimo la peticion dejando sin efecto el interdicto prohibitorio preliminar que habia expedido. Contra esta decision se ha interpuesto la presente apelacion mediante otra peticion de certiorari.

    La cuestion que se presenta es de interpretacion del articulo 88 del Codigo de Procedimiento Civil, tal como ha sido ultimamente enmendado por el articulo 2 de la Ley No. 4115, que se lee como sigue:red:chanrobles.com.ph

    "ART. 88. Apelacion. — Cualquiera de las partes puede apelar de la sentencia del juez de paz ante el juzgado de primera instancia dentro de los diez dias despues de haber recibido la notificacion del pronunciamiento de la sentencia, y la apelacion se tramitara alli del mismo modo que las apelaciones de los jueces de paz en los demas juicios civiles. Si el demndante recobra la posesion de la cosa litigiosa en el juzgado de primera instancia, se dictara sentencia a su favor por el importe de los alquileres, daños y perjuicios debidos hasta entonces. Si el demandado apela de la sentencia del juez de paz y desea suspender la ejecucion de la misma, mientras este pendiente la apelacion, prestara fianza a favor del demandante con fiadores suficientes, que el juez de paz apruebe, para iniciar la accion en el juzgado de primera instancia y para responder del pago de alquileres, daños y perjuicios y costas, y el demandado y los fiadores seran responsables en virtud de su fianza de los daños y perjuicios y las costas hasta la fecha de la sentencia firme. No se cancedera la suspension de la ejecucion de la sentencia de restitucion de posesion hasta que se haya prestado la fianza ante el juez de paz. Mientras la apelacion este pendiente, en el caso de que se haya concedido la suspension de la ejecucion de una sentencia que restituya la posesion, sera deber del demandado pagar al demandante o al juzgado de primera instancia, a eleccion de aquel, el importe de los alquileres que hayan vencido con arreglo al contrato, segun haya determinado su existencia el fallo del juez de paz, o a falta de contrato, pagar al demandante o al juzgado, como arriba se dispone, el dia diez de cada mes civil, o antes, el valor razonable del uso y ocupacion de la cosa litigiosa correspondiente al mes anterior, al tipo fijado en la sentencia. Todas las cantidades pagadas de este modo al juzgado de primera instancia se depositaran en la tesoreria provincial, o, si es en la Ciudad de Manila, en la Tesoreria Insular, para que sean custodiadas hasta el fallo definitivo de la apelacion. Si el demandado dejare de hacer los pagos arriba prescritos mientras este pendiente la apelacion, el juzgado de primera instancia, a solicitud del demandante, de la que se notificara al demandado, y previa prueba de la falta de pago por parte del mismo, ordenara la ejecucion de la sentencia del juzgado que conocio originariamente del asunto referente a la posesion de la finca en litigio: Entendiendose, Que esta ejecucion no impedira la tramitacion de la apelacion ante el juzgado de primera instancia hasta el fallo definitivo, segun sean sus meritos. Si el recurso se substancia por sus meritos en el juzgado de primera instancia, del dinero que haya pagado el demandado al tribunal para los efectos de la apelacion, se dispondra de acuerdo con lo que disponga la sentencia del juzgado de primera instancia; y en el caso en que resultare que el demandado ha sido privado de la posesion legal de un terreno o edificio objeto de la apelacion pendiente, por virtud de la ejecucion de la sentencia del juez de paz, podran adjudicarsele en la sentencia del juzgado de primera instancia en que se decida la apelacion los daños y perjuicios por dicha privacion de posesion. La fianza de apelacion antes mencionada sera remitida por el juez de paz, con los autos, al escribano del juzgado primera instancia al cual ha sido apelada la accion.."

    No hay duda segun dicho articulo que el demandado en un juicio de despojo, detentacion o desahucio contra quien se ha dictado sentencia por un juzgado de paz o Juzgado Municipal que desaloje el terreno y pague alquileres, debe prestar una fianza, que debera fijar dicho juzgado, si quiere que la sentencia se suspenda durante la apelacion que interpusiere. Pero la dificultad que se pide que resolvamos es si el Juzgado de Primera Instancia ante el cual se ha elevado la apelacion debe necesariamente expedir ejecucion de la sentencia que dicto el Juez Municipal cuando se pide por el demandante que ha obtenido sentencia a su favor y se demuestra que el demandado deposito algunos dias despues el alquiler que se alega se dejo de depositar el dia 10 de un mes determinado.

    En los asuntos de Lapuz contra El Juzgado de Primera Instancia de Pampanga (46 Jur. Fil., 80), y Guillena contra Borja y Sumanpan (53 Jur. Fil., 403), se declaro que la disposicion del articulo 88, como ha sido enmendado, que requiere que el demandado contra el cual se ha dictado sentencia para que desaloje el inmueble y pague alquileres deposite o pague, mientras esta pendiente la apelacion, los que se hayan fijado durante los 10 primeros dias del mes siguiente al en que el alquiler ha vencido, es mandatoria y no puede eludirse por el Juzgado de Primera Instancia que entiende de la apelacion. Sin embargo, en el asunto de Igama y Reyes contra Soria y Nepomuceno, 42 Jur. Fil., 11, se resolvio que un Juzgado de Primera Instancia que conoce en apelacion de un asunto sobre despojo, detentacion y desahucio tiene facultad, en el ejercicio de su jurisdiccion y competencia apeladas, para suspender la ejecucion de la sentencia del juzgado de paz con el fin de dar oportunidad al demandado a prestar la fianza que suspende la ejecucion de dicha sentencia. En dicho asunto se dijo:jgc:chanrobles.com.ph

    "Tal como el asunto se ha presentado en este Tribunal, suscita dos cuestiones que se examinaran en su orden. La primera de ellas es la de si el Juez de Primera Instancia tenia competencia para dictar un auto permitiendo al demandado, en un juicio de detentacion, que prestara la fianza apropiada dentro del plazo señalado en el auto. Opinamos que tanto segun el establecido asi como segun la doctrina sentada en el asunto de Rirangbuaya contra Juez de Primera Instancia de Rizal (14 Jur. Fil., 629), tenia esa competencia. La fianza que de ordinario se presta por las costas, que en realidad se presto, era suficiente para perfeccionar la apelacion y conferir jurisdiccion sobre el asunto al Juez de Primera Instancia. En este respecto se observara que en la primera oracion misma del articulo 88 del Codigo de Procedimiento Civil, tal como ha sido reformado, se declara que en un juicio por detentacion ambas partes podran apelar contra la sentencia del juez de paz para ante el Juzgado de Primera Instancia dentro del plazo de cinco dias y que el juicio se tramitara en dicho juzgado en la misma forma que las apelaciones contra los jueces de paz en los demas juicios civiles. Esto implica que la fianza que de ordinario se presta por las costas, que segun el articulo 76 del Codigo de Procedimiento Civil se exige en otros juicios civiles, sera suficiente para perfeccionar la apelacion. La fianza especial por los alquileres, daños y perjuicios, y costas, que provee el articulo 88 del Codigo de Procedimiento Civil, tal como ha sido reformado por la Ley No. 2588, solo se requiere cuando el demandado que ha perdido el asunto en el juzgado de paz quiere suspender la ejecucion de la sentencia. Habiendo obtenido de esta suerte competencia sobre el asunto en apelacion, el Juzgado de Primera Instancia podia, en el ejercicio de la facultad de que goza sobre ejecucion de sentencias, admitir una fianza especial por los alquileres, daños y perjuicios y costas, en cualquier momento antes de que se ejecutara realmente la sentencia, y necesariamente tenia tambien atribuciones para suspender la ejecucion de la sentencia por el breve plazo de quince dias, al objeto de permitir que se prestara dicha fianza. Si se ha ejercitado debidamente esta facultad, es cuestion sobre la que no emitimos opinion alguna.."

    Si el Juzgado de Primera Instancia en tales casos tiene facultad para suspender la ejecucion de la sentencia del juzgado de paz para dar oportunidad al demandado a que preste supersedeas bond, no vemos razon alguna buena para no conferir la misma facultad discrecional para denegar la ejecucion de la sentencia del juzgado de paz o Juzgado Municipal cuando, como en el presente caso, el alquiler que requiere la ley se ha depositado en poder del Escribano con algunos dias de retraso solamente. Interpretar la ley en otro sentido seria aplicar con demasiada rigidez su letra, olvidando que su intencion, despues de todo, no es otra que garantizar que el dueño del terreno, el arrendador, cobrara los alquileres justos a que tiene derecho no obstante la apelacion que se interpusiere.En el presente caso la razon para denegar la ejecucion de la sentencia del Juzgado Municipal era patente y conmovedora, no solo porque el olvido y descuido en que incurrio el recurrente fueron motivados por la enfermedad de su hijo sino tambien porque, de ejecutarse la sentencia, el recurrente se veria privado para siempre de su hogar donde el y su familia han estado residiendo desde el año 1919 y para cuya construccion, quien lo sabe, tal vez habria empleado hasta el ultimo centavo de sus ahorros. Por estas razones el Juzgado debia haber denegado la mocion de ejecucion de la sentencia y, al concederla, obro con inexorable rigidez que este Tribunal, en el ejercicio de su jurisdiccion apelada, puede atemperarla en aras de la equidad y con el fin de evitar perjuicios irreparables al recurrente.

    Ademas, el articulo 2 de la Regla 38 de los Reglamentos de los Tribunales dispone que "cuando, mediante fraude, accidente, error o negligencia excusable, se registrare una sentencia u orden, o se adoptare por el Juzgado de Primera Instancia cualquier otro tramite contra un litigante este podra presentar ante el mismo Juzgado una solicitud para que se deje sin efecto tal sentencia, orden o tramite." Bajo esta disposicion una parte puede ser relevada de los efectos de una omision de pagar los alquileres dentro de los primeros diez dias de cada mes, si se prueba que esa omision se debe a fraude, accidente, error o negligencia excusable. Y teniendo en cuenta las circunstancias especiales que aqui han concurrido, puede decirse que se trata de un caso de negligencia excusable.

    Se revocan la decision del Tribunal de Apelacion asi como tambien el auto del Juzgado de Primera Instancia de Manila del 31 de enero de 1940, sin especial pronunciamiento en cuanto a las costas. Asi se ordena.

    Avanceña, Pres., Diaz, Laurel y Moran, MM., estan conformes.

    G.R. No. 47446   June 30, 1941 - JOSE P. BANTUG v. MAMERTO ROXAS<br /><br />073 Phil 13


    Back to Home | Back to Main

     

    QUICK SEARCH

    cralaw

       

    cralaw



     
      Copyright © ChanRobles Publishing Company Disclaimer | E-mail Restrictions
    ChanRobles™ Virtual Law Library | chanrobles.com™
     
    RED