ChanRobles™ Virtual Law Library | chanrobles.com™  
Main Index Law Library Philippine Laws, Statutes & Codes Latest Legal Updates Philippine Legal Resources Significant Philippine Legal Resources Worldwide Legal Resources Philippine Supreme Court Decisions United States Jurisprudence
Prof. Joselito Guianan Chan's The Labor Code of the Philippines, Annotated Labor Standards & Social Legislation Volume I of a 3-Volume Series 2019 Edition (3rd Revised Edition)
 

 
Chan Robles Virtual Law Library
 









 

 
UNITED STATES SUPREME COURT JURISPRUDENCE
 

 
PHILIPPINE SUPREME COURT JURISPRUDENCE
 

   
December-1949 Jurisprudence                 

  • G.R. No. L-2502 December 1, 1949 - PROVINCIAL FISCAL OF ILOCOS NORTE v. CEFERINO DE LOS SANTOS, ET AL

    085 Phil 77

  • G.R. No. L-2836 December 6, 1949 - ENGRACIA G. DE PONCE v. ALICIA VASQUEZ SAGARIO, ET AL

    085 Phil 79

  • G.R. No. L-2466 December 7, 1949 - PEOPLE OF THE PHIL. v. ANTONIO TUAZON

    085 Phil 85

  • G.R. No. L-2580 December 7, 1949 - PABLO RICOHERMOSO v. JUAN P. ENRIQUEZ, ET AL

    085 Phil 88

  • G.R. No. L-2593 December 7, 1949 - FELIX AZOTES v. MANUEL BLANCO, ET AL

    085 Phil 90

  • G.R. No. L-2652 December 7, 1949 - JULIA LORENZO, ET AL v. MUNICIPAL COUNCIL OF NAIC, ET AL

    085 Phil 92

  • G.R. No. L-2758 December 7, 1949 - CLARO J. GIL, ET AL v. F. IMPERIAL REYES, ET AL

    085 Phil 97

  • G.R. No. L-3452 December 7, 1949 - NACIONALISTA PARTY v. FELIX ANGELO BAUTISTA

    085 Phil 101

  • G.R. No. L-3474 December 7, 1949 - NACIONALISTA PARTY v. VICENTE DE VERA

    085 Phil 126

  • G.R. No. L-2354 December 13, 1949 - ALFONSO ARANETA v. MARTA CUI VDA. DE SANSON

    085 Phil 142

  • G.R. No. L-2672 December 13, 1949 - UNIVERSITY OF SANTO TOMAS v. BUENAVENTURA OCAMPO, ET AL

    085 Phil 144

  • G.R. No. L-3521 December 13, 1949 - NACIONALISTA PARTY ET AL. v. COMELEC

    085 Phil 149

  • G.R. No. L-2722 December 15, 1949 - NICOLAS LIZARES & CO. v. BIENVENIDO TAN

    085 Phil 159

  • G.R. No. L-2802 December 23, 1949 - ROSA PASCUAL, ET AL v. BIENVENIDO A. TAN, ET AL

    085 Phil 164

  • G.R. No. L-2936 December 23, 1949 - TIDE WATER ASSOCIATED OIL CO. v. VICTORY EMPLOYEES, ET AL

    085 Phil 166

  • G.R. No. L-867 December 29, 1949 - ANTONIO DEL ROSARIO ET AL. v. CARLOS SANDICO ET AL.

    085 Phil 170

  • G.R. No. L-1349 December 29, 1949 - H. D. KNEEDLER v. SIMON PATERNO

    085 Phil 183

  • G.R. No. L-1773 December 29, 1949 - ALEJANDRO ANDRES, ET AL v. COURT OF APPEALS, ET AL.

    085 Phil 192

  • G.R. No. L-1811 December 29, 1949 - GREGORIO BALVERAN, ET AL v. COURT OF APPEALS

    085 Phil 199

  • G.R. No. L-1877 December 29, 1949 - H. P. HOSKYNS v. NAT’L. CITY BANK OF NEW YORK

    085 Phil 201

  • G.R. No. L-1965 December 29, 1949 - EDUARDO OSORIO v. MARINA OSORIO

    085 Phil 209

  • G.R. No. L-2020 December 29, 1949 - LA ORDEN DE PADRES BENEDICTINOS DE FILIPINAS v. PHIL. TRUST CO.

    085 Phil 217

  • G.R. No. L-2360 December 29, 1949 - GAVINO ALDAMIZ v. JUDGE OF THE COURT OF FIRST INSTANCE OF MINDORO, ET AL

    085 Phil 228

  • G.R. No. L-2404 December 29, 1949 - FABIAN B. S. ABELLERA v. FELICIANO GARCIA

    085 Phil 237

  • G.R. No. L-2634 December 29, 1949 - PACIFIC IMPORTING & EXPORTING CO. v. CATALINO TINIO, ET AL

    085 Phil 239

  • G.R. No. L-2570 December 29, 1949 - BACHRACH MOTOR CO. v. RURAL TRANSIT EMPLOYEES’ ASSO.

    085 Phil 242

  • G.R. No. L-2678 December 29, 1949 - ANTONIO C. ARAGON v. MARCOS JORGE

    085 Phil 246

  • G.R. No. L-2717 December 29, 1949 - IRINEO FACUNDO v. BIENVENIDO A. TAN ET AL.

    085 Phil 249

  • G.R. No. L-2752 December 29, 1949 - URBANO OLAVARIO ET AL. v. JUAN T. VILLANUEVA

    085 Phil 254

  • G.R. No. L-2842 December 29, 1949 - JOSE T. VALMONTE, ET AL v. MARIANO NABLE, ET AL

    085 Phil 256

  • G.R. No. L-2850 December 29, 1949 - ONG KIM PAN, ET AL v. FRANCISCO GERONIMO, ET AL

    085 Phil 261

  • G.R. No. L-2942 December 29, 1949 - SILVESTRA COQUIA, ET AL v. RODOLFO BALTAZAR, ET AL

    085 Phil 265

  • G.R. No. L-3039 December 29, 1949 - VICTORIO REYNOSO, ET AL v. VICENTE SANTIAGO, ET AL

    085 Phil 268

  • G.R. No. L-3261 December 29, 1949 - HECTOR G. PALILEO v. FRED RUIZ CASTRO, ET AL

    085 Phil 272

  • G.R. No. L-2529 December 31, 1949 - J. A. SISON v. BOARD OF ACCOUNTANCY, EZT AL

    085 Phil 276

  • G.R. No. L-2720 December 31, 1949 - HEMANDAS UDHARAM v. RAFAEL DINGLASAN

    085 Phil 284

  • G.R. No. L-2893 December 31, 1949 - AGRIPINO JIMINEZ, ET AL v. EUSEBIO F. RAMOS

    085 Phil 286

  •  





     
     

    G.R. No. L-1965   December 29, 1949 - EDUARDO OSORIO v. MARINA OSORIO<br /><br />085 Phil 209

     
    PHILIPPINE SUPREME COURT DECISIONS

    EN BANC

    [G.R. No. L-1965. December 29, 1949.]

    EDUARDO OSORIO, VICENTE OSORIO, LEONARDO OSORIO Y ANTONIO OSORIO, recurrentes, contra MARINA OSORIO, ANTONIO OSORIO, LEONARDO OSORIO, NATIVIDAD OSORIO, Y EL TRIBUNAL DE APELACION, recurridos.

    D. Alejo Mabanag en representacion de los recurrentes.

    Sres. Padilla, Carlos & Fernando en representacion de los recurridos.

    SYLLABUS


    1. SUCESIONES; TESTAMENTOS; HIJOS ADULTERINOS; DERECHO DE SUCEDER POR TESTAMENTO. — El articulo 808 del Codigo Civil dispone que las dos terceras partes del haber hereditario consti tuyen la legitima de los hijos y descendientes legitimos; que una mitad de estas dos terceras partes (o una tercera del caudal hereditario) puede ser destinada a mejorar "a hijos y descendientes legitimos" a voluntad del testador y la ultima tercera parte del caudal que es "de libre disposicion" puede ser adjudicada a cualquiera, sin distincion alguna. En otras palabras, una tercera parte tiene que adjudicarse necesariamente a los hijos o descendientes legitimos; la segunda tercera parte tiene que adjudicarse forzosamente a todos o a cualquiera de los hijos o descendientes legitimos y no a otras personas; pero la ultima tercera parte puede darse a cualquiera, sin limitacion alguna, y por eso se llama tercio de libre disposicion.

    2. ID.; ID.; INTERPRETACION DEL TESTAMENTO; INTENCION DEL TESTADOR. — No se puede administrar justicia fijandose solamente en los terminos empleados por el testador; se debe tener en cuenta que no es facil el debido empleo de las palabras tecnicas del Codigo Civil. Pero su intencion fue clara — dar a los recurrentes pequenas porciones del terreno que en total mide 19 hectareas: esta adjudicacion es legal en cuanto a 17 hectareas, 48 areas y 57 centiareas, y en cuanto al exceso es inoficiosa. Esa intencion del testador debe respetarse aunque no expreso que concedia legados a los recurrentes.

    3. SISTEMA TORRENS; PRESCRIPCION; ACCION PARA OTORGAR LA ESCRITURA DE TRASPASO; EL ARTICULO 38 DE LA LEY No. 496 NO ES APLICABLE. — Los recurrentes no tratan de revocar el decreto de registro; precisamente lo respetan y, por eso, piden, no su revocacion, sino el otorgamiento por los hijos legitimos de la escritura de traspaso a favor de ellos de lo que les pertenece de acuerdo con el testamento; no utilizan el plazo de un ario concedido por el articulo 38 sino que se acogen a las disposiciones del articulo 55, tal como fue enmendado por la Ley No. 3322, que concede al propietario de un terreno derecho de presentar accion contra uno que, no siendo duerio, lo registro para obligarle a otorgar un documento de traspaso o pagar darios y perjuicios.

    4. PRESCRIPCION DE LAS ACCIONES; ENTRE CONDUEÑOS. — La prescripcion no comienza ni desde la muerte del testador, ni desde la legalizacion del testamento, ni desde la expedicion del decreto de registro, sino desde la fecha en que los hijos legitimos hayan manifestado con palabras expresas que ellos son los unicos duelios del terreno con exclusion de los recurrentes. La posesion de un condueilo es en beneficio de todos los conduerios; se hace en nombre de todos; nunca se presume que es adversa a los demas (art. 1965, Codigo Civil) y "para mantener la alegacion de prescripcion y para que empiece a correr el lapso de tiempo de la misma, debe siempre probarse claramente que el que primitivamente era condueño, ha rechazado las pretensiones de dominio de sus condueños, y que estos se han enterado, o han debido enterarse de que aquel alegaba tener el dominio adverso y exclusivo. (Cortes contra Oliva, 33 Jur. Fil., 512; Fernandez contra Tria, 22 Jur. Fil., 624- Dimagiba contra Dimagiba, 34 Jur. Fil., 380; Austria contra Laurel, R — CA No. 9871, 46 Gac. Of., 3658.) 1

    5. ID.; ID.; ID. — Para que la posesion se considere adversa es necesario que el actor ejecute actos que constituyan lanzamiento despojo, exclusion y privacion material de la posesion de sus otros condueños, en su defecto, la posesion se presumira que se hace en beneficio de sus condueños o coherederos.


    D E C I S I O N


    PABLO, M. :


    Tratase de una apelacion por medio de certiorari contra una decision del Tribunal de Apelacion. Los hechos probados, segun la decision apelada, son los siguientes:chanrob1es virtual 1aw library

    Leonardo Osorio y Reyes, casado legalmente con Dolores del Rosario, tuvo cinco hijos legitimos, que son Marina, Antonio, Leonardo, Natividad y Tomasa Osorio, y cinco hijos adulterinos, que son Eduardo, Vicente, Leonardo, Antonio y Teresa Osorio; que en Enero de 1929, otorgo un testamento cuya parte pertinente al caso es la siguiente:jgc:chanrobles.com.ph

    "Que los pocos bienes que aun me quedan, los reparto a mis hijos legitimos y naturales en la forma siguiente:jgc:chanrobles.com.ph

    "A Marina, Trescientas acciones (300) de la casa Inchausty y Co. establecida en esta Ciudad de Manila, Islas Filipinas.

    "A Antonio, ausenbe en America, Cuarenta (40) hectareas de terreno situado en el barrio de Caybagal del Municipio de Indang, provincia de Cavite, Islas Filipinas.

    "A Leonardo, Cuarenta (40) hectareas de terreno situado en el barrio de Caybagal del Municipio de Indang, provincia de Cavite, Islas Filipinas.

    "A Natividad, Trescientas (300) acciones de la casa Inchausty y Co. establecida en esta Ciudad de Manila, Islas Filipinas.

    "A Tomasa, Cien acciones (100) de la casa Inchausty y Co. establecida en esta Ciudad de Manila, Islas Filipinas.

    "Para mi hijo natural Eduardo, cinco (5) hectareas de terreno situado en el barrio de Caybagal, del Municipio de Indang, de la provincia de Cavite, Islas Filipinas.

    "Para mi hijo natural Vicente, cinco (5) hectareas de terreno situado en el barrio de Caybagal, del Municipio de Indang, de la provincia de Cavite, Islas Filipinas.

    "Para mi hijo natural Leonardo, cinco (5) hectareas de terreno Situado en el barrio de Caybagal, del Municipio de Indang, de la provincia de Cavite, Islas Filipinas.

    "Para mi hijo natural Antonio, cuatro (4) hectareas de terreno situado en el barrio de Caybagal, del Municipio de Indang, de la provincia de Cavite, Islas Filipinas.

    "Para mi hija natural Teresa, ciento setenta (170) acciones de la casa Inchausty y Co., establecida en esta Ciudad de Manila, Islas Filipinas."cralaw virtua1aw library

    El testador fallecio el 3 de Agosto de 1929, y su testamento fue legalizado el 30 de Julio de 1930 en la Actuacion Especial No. 4391 del Juzgado de Primera Instancia de Rizal. Antes de su fallecimiento, incoo el asunto de registro, Expediente No. 32077, en el Juzgado de Primera Instancia de Cavite, pidiendo el registro del terreno de que habla el testamento, de 52 hectareas, 45 areas y 73 centiareas, o 524,573 metros cuadrados, que es el objeto del presente litigio, y sus hijos legitimos consiguieron que el juzgado dictase una sentencia ordenando el registro del mismo a favor de ellos en sustitucion de su difunto padre Leonardo Osorio. En 18 de Septiembre de 1930, se expidio el decreto correspondiente y el registrador de titulo expidio el certificado original de titulo No. 2069 a favor de ellos. En 3 de Octubre de 1931, el Juzgado de Primera Instancia de Rizal decreto el cierre definitivo del expediente de testamentaria. El 18 de Diciembre de 1942, los hijos ilegitimos Eduardo, Vicente, Leonardo y Antonio Osorio presentaron una demanda en el Juzgado de Primera Instancia de Cavite, y alegando que han sido privados fraudulentamente de su respectiva participacion que en total miden 19 hectareas, pidieron que el Juzgado ordenase a los hijos legitimos que otorgaran la escritura correspondiente traspasandoles dicha participacion. La decision que sobreseyo esta demanda ha sido confirmada por el Tribunal de Apelacion, y los recurrentes acuden hoy ante este Tribunal alegando que el Tribunal de Apelacion cometio varios errores que pueden sintetizarse en los siguientes: Al declarar que los recurrentes, por ser hijos adulterinos de Leonardo Osorio y Reyes, no tienen derecho a sucederle por testamento; que los recurrentes no pueden ser considerados como legatarios; y que la accion de los recurrentes esta prescrita.

    En cuanto al primer error, el Tribunal de Apelacion sostiene que los recurrentes no tienen derecho a participar en los bienes por testamento porque lo mas que pueden recibir por ser hijos adulterinos es alimento y nada mas, de acuerdo con el articulo 845 del Codigo Civil. Creemos que este es un error. El articulo 808 del Codigo Civil dispone que las dos terceras partes del haber hereditario collstituyen la legitima de los hijos y descendientes legitimos; que una mitad de estas dos terceras partes (o una tercera del caudal hereditario) puede ser destinada a mejorar "a hijos y descendientes legitimos" a voluntad del testador y la ultima tercera parte del caudal que es "de libre disposicion" puede ser adjudicada a cualquiera, sin distincion alguna. En otras palabras, una tercera parte tiene que adjudicarse necesariamente a los hijos o descendientes legitimos; la segunda tercera parte tiene que adjudicarse forzosamente a todos o a cualquiera de los hijos o descendientes legitimos, y no a otras personas; pero la ultima tercera parte puede darse a cualquiera, sin limitacion alguna, y por eso se llama tercio de libre disposicion.

    Al otorgar su testamento, Osorio creia que tenia como bienes el terreno que es objeto del pleito y varias acciones de la casa Inchausty y Cia. Pero el Tribunal de Apelacion, despues de revisar las pruebas, concluyo que las acciones del testador en la casa Inchausty y Cia. ya no le pertenecian a el al tiempo de su muerte y solo quedaba el terreno; entonces lo que podia disponer libremente era de una tercera parte de este terreno que son 17 hectareas, 48 areas y 57 centiareas, o sea, 174,857 metros cuadrados. Diecinueve (19) hectareas es un poquito mas de una tercera parte de todo el terreno. Y la diferencia entre 19 hectareas y 17 hectareas, 48 areas y 57 centiareas son 1 hectareas 51 areas y 43 centiareas, o sea, 15,143 metros cuadrados. Este exceso, por inoficioso (Art. 817, Cod. Civ.) es lo que no podia legalmente el testador dar a los recurrentes ni a cualquiera sino a sus hijos legitimos. Pero de la tercera parte de todo el terreno, o sea, 174,857 metros cuadrados podia el testador disponer libremente, sin limitacion alguna, bajo las disposiciones del Codigo Civil adjudicandola a cualquiera, y en el caso presente, a sus hijos ilegitimos. No hay ninguna ley que lo prohiba. Debe respetarse, por tanto, la disposicion testamentaria que adjudico a los hijos ilegitimos recurrentes 174,857 metros cuadrados; pero declaramos que el exceso de 15,143 metros cuadrados de las 19 hectareas legadas, por inoficioso, debe corresponder a los hijos legitimos. Si Leonardo Osorio hubiera fallecido intestado, los recurrentes no tendrian derecho a reclamar esta porcion del terreno, porque el Codigo Civil no les concede nada; debe pertenecer solamente a sus herederos: sus hijos legitimos. No debe confundirse una sucesion intestada con la testada: en la primera rigen los articulos 912 y siguientes del Codigo Civil, y en la segunda rige la voluntad del testador bajo las limitaciones establecidas por aquel cuerpo legal.

    Cuanto al segundo punto. El Tribunal de Apelacion sostiene que, de acuerdo con los terminos del testamento, los recurrentes no han sido considerados como legatarios y que "el (testador) manifesto su intencion de considerarles como sus hijos naturales con derecho a participar con sus hijos legitimos en la herencia" y "que el lenguaje usado por el testador Leonardo Osorio indica sin ninguna duda que su proposito fue tratar a los recurrentes como herederos." No se puede administrar justicia fijandose solamente en los terminos empleados por el testador; se debe tener en cuenta que no es facil el debido empleo de las palabras tecnicas del Codigo Civil. Pero su intencion fue clara — dar a los recurrentes pequefias porciones del terreno que en total mide 19 hectareas: esta adjudicacion es legal en cuanto a 17 hectareas, 48 areas y 57 centiareas, y en cuanto al exceso es inoficiosa. Esa intencion del testador debe respetarse aunque no expreso que concedia legados a los recurrentes. En esencia, el testador legoa ellos 19 hectareas en total. El legado de 17 hectareas, 48 areas y 57 centiareas es valido, exigible; y el legado en cuanto al exceso es contrario a la ley; dicho exceso debe corresponder a los hijos legitimos.

    Reduciendo el legado a 174,857 metros cuadrados, o 17 hectareas, 48 areas y 57 centiareas, los herederos legitimos disfrutaran plenamente de las dos terceras partes de los ,ienes dejados por su padre.

    Cuanto al ultimo error. El Tribunal de Apelacion sostiene que, de acuerdo con el articulo 38 de la Ley No. 496, la accion de los recurrentes ha prescrito ya. Los recurrentes no tratan de revocar el decreto de registro; precisamente lo respetan y, por eso, piden, no su revocacion, sino el otorgamiento por los hijos legitimos de la escritura de traspaso a favor de ellos de lo que les pertenece de acuerdo con el testamento; no utilizan el plazo de un ano concedido por el articulo 38, sino que se acogen a las disposiciones del articulo 55, tal como fue enmendado por la Ley No. 3322, que concede al propietario. de un terreno derecho de presentar accion contra uno que, no siendo dueño, lo registro para obligarle a otorgar un documento de traspaso o pagar dailos y perjuicios. Porque han transcurrido mas de 10 años desde la muerte de Leonardo Osorio y la legalizacion del testamento no es razon bastante para concluir que la accion esta prescrita. Los hijos legitimos sabian perfectamente bien que 19 hectareas del terreno estaban legadas a los recurrentes, segun el testamento que fue legalizado a su peticion en 30 de Julio de 1930, y a pesar de todo eso ellos pidieron el decreto del registro a su nombre, sin hacer constar que 19 hectareas debian corresponder a los hijos ilegitimos, segun dicho testamento. Esa omision de un hecho importante constituye fraude presunto.

    Las pruebas — dijo este Tribunal en Gobierno de las Islas Filipinas contra Juzgado de Nueva Ecija — que tenemos ante Nos indican que los recurridos, Esteban del Rosario y Natividad Tiangco, solo tenian derecho a una porcion del lote No. 1442, y que al invocar y adquirir el titulo de todo el lote se hicieron culpables de fraude presunto. (49 Jur. Fil., 452).

    Al solicitar, pues, los recurridos — dijo en Palet contra Tejedor — la adjudicacion a su favor del lote No. 2, juntamente con el lote No. 1 del expediente catastral No. 63, G.L.O. record No. 318, a sabiendas de que solo a dicho lote No. 1 tenian derecho por ser la unica finca a ellos adjudicada en la escritura de division y adjudicacion Exhibito I, obraron de mala fe. (55 Jur. Fil., 848).

    "The first four assignments of error refer to the effects of the registration obtained by the defendant and of the certificate of title issued exclusively in her name. The defendant contends that the appealed judgment virtually reopens cadastral Case No. 402 of Camiling, with respect to lot No. 5956, and annuls the final decree as well as the certificate of title issued in her favor. However, it does neither the one nor the other. The action brought by the plaintiff is authorized by section 55 of Act No. 496, as amended by Act No. 3322, which permits the legitimate owner of a parcel of land to bring an action against the person who, not being the rightful owner thereof, has registered it, for the purpose of compelling him to execute a deed of transfer or to pay him damages It is well settled in this jurisdiction that a person who has fraudulently registered a real property belonging to another is obliged to execute a deed of transfer thereof in favor of the true owner, provided said property has not passed to an innocent purchaser or to indemnify said owner for damages (section 55, Act No. 496, as amended by Act No. 3322; Consunji v. Tison, 15 Phil., 81; Macapinlac v. Gutierrez Repide, 43 Phil., 770; Severino v. Severino 44 Phil., 343; Roman Catholic Bishop of Nueva Caceres v. Municipality of Tabaco, 46 Phil., 271; Government of the Philippine Islands v. Court of First Instance of Nueva Ecija, 49 Phil., 433; Rodriguez v. Llorente, 49 Phil., 823; Philippine Land Improvement Co. v. Blas, 55 Phil., 540; Palet v. Tejedor, 55 Phil., 790). This court, therefore, concludes that the first four assignments of error are unfounded." (Bagayas v. Guilao, 64 Phil., 347.)

    La prescripcion no comienza ni desde la muerte del testador, ni desde la legalizacion del testamento, ni desde la expedicion del decreto de registro, sino desde la fecha en que los hijos legitimos hayan manifestado con palabras expresas que ellos son los unicos dueños del terreno con exclusion de los recurrentes. La posesion de un condueño es en beneficio de todos los conduelios; se hace en nombre de todos; nunca se presume que es adversa a los demas (Art. 1965, Codigo Civil) y "para mantener la alegacion de prescripcion y para que empiece a correr el lapso de tiempo de la misma, debe siempre probarse claramente que el que primitivamente era condueño, ha rechazado las pretensiones de dominio de sus condueños, y que estos se han enterado, o han debido enterarse de que aquel alegaba tener el dominio adverso y exclusivo." (Cortes contra Oliva, 33 Jur. Fil., 512; Fernandez contra Tria, 22 Jur. Fil., 624; Dimagiba contra Dimagiba, 34 Jur. Fil., 380; Austria contra Laurel, 1 R — C. A. No. 9871, 46 Gac. Of., 3658.)

    Para que la posesion se considele adversa es necesario que el actor ejecute actos que constituyan lanzamiento, despojo, exclusion y privacion material de la posesion de sus otros condueños; en su defecto, la posesion se presumira que se hace en beneficio de sus condueños o coherederos. En el caso presente, nada han hecho los hijos legitimos fuera de la ocultacion fraudulenta des las disposiciones del testamento de su padre en favor de los recurrentes, y si hulbieran presentado como prueba el testamento, el Juzgado hubiera decretado el registro del terreno a nombre de los hijos legitimos y de los recurrentes.

    Dictese sentencia ordenando a Marina, Antonio, Leonardo y Natividad Osorio a otorgar una escritura de traspaso de 17 hectareas, 48 areas y 67 centiareas, o sea, 174,857 metros cuadrados del terreno situado en el barrio Caybagal, Indang, Cavite, y descrito en el Certificado Original de Titulo No. 2069 de la oficina del registrador de titulos de dicha provincia a favor de los recurrentes Eduardo, Vicente, Leonardo y Antonio Osorio, con costas.

    Ozaeta, Paras, Bengzon, Tuason, Montemayor, y Reyes, MM., estan conformes.

    Endnotes:



    1. 82 Phil., 781.

    1. 82 Phil., 780.

    G.R. No. L-1965   December 29, 1949 - EDUARDO OSORIO v. MARINA OSORIO<br /><br />085 Phil 209


    Back to Home | Back to Main

     

    QUICK SEARCH

    cralaw

       

    cralaw



     
      Copyright © ChanRobles Publishing Company Disclaimer | E-mail Restrictions
    ChanRobles™ Virtual Law Library | chanrobles.com™
     
    RED