Philippine Supreme Court Jurisprudence


Philippine Supreme Court Jurisprudence > Year 1940 > January 1940 Decisions > G.R. No. 46343 January 20, 1940 - JOSE AVILA v. CORAZON CH. VELOSO, ET AL.

069 Phil 357:




PHILIPPINE SUPREME COURT DECISIONS

EN BANC

[G.R. No. 46343. January 20, 1940.]

JOSE AVILA, recurrente, contra CORAZON CH. VELOSO Y ANTONIO C. TORRES, recurridos.

Sr. Claro M. Recto en representacion del recurrente.

Sr. Guillermo B. Guevara en representacion de los recurridos.

SYLLABUS


1. CONTRATO DE ARRENDAMIENTO; RESCISION. — La accion ejercitada por los recurridos esta fundada en el articulo 1556 del Codigo Civil que dispone que "si el arrendador o el arrendatario no cumplieren las obligaciones expresadas en los articulos anteriores, podran pedir la rescision del contrato y la indemnizacion de daños y perjuicios, o solo esto ultimo, dejando el contrato subsistente." El recurrente, como arrendatario, no pago oportunamente los alquileres correspondientes a ocho meses no obstante los requerimientos que se le habian hecho y de conformidad con el articulo aludido la recurrida tenia derecho a rescindir el contrato de arrendamiento, a recobrar los alquileres adeudados y a obligar al recurrente que desaloje el terreno que ocupaba.

2. ID.; ID.; ALEGADA RENUNCIA DEL DERECHO DE COBRAR PUNTUALMENTE LOS ALQUILERES. — Sostiene el recurrente en su primer señalamiento de error que el Tribunal de Apelacion debio haber declarado que los recurridos renunciaron a su derecho de cobrar puntualmente los alquileres al recibir pagos atrasados, sin notificacion de que querian insistir en el cumplimiento de las condiciones del contrato relativas al pago de alquileres. El recurrente cita en su apoyo dos sentencias del Tribunal Supremo de Espana en que se declara que la aceptacion por el arrendador de alquileres atrasados con su conformidad expresa, implica re nuncia de su derecho a cobrar los alquileres segun los terminos del contrato. Estas sentencias, sin embargo, no pueden invocarse con exito porque en el presente caso aparece probado que la recurrida nunca consintio que los alquileres se acumularan y se pagaran con retraso.

3. ID.; ID.; DILACION EN EL EJERCICIO DE LA ACCION. — Tampoco puede invocarse como renuncia la dilacion en el ejercicio de la accion por los recurridos porque como ha dicho el Presidente Arellano en el asunto del Banco Espaliol Filipino contra Donaldson Sim & Co. (5 Jur. Fil., 438), "El diferir el ejercicio dela accion no implica alteracion en la eficacia del contrato, ni modo alguno de responsabilidad por parte del acreedor. Es puramente, sin demostracion o prueba en contrario, espera cortesia, lenidad, pasividad, inaccion. No constituye novacion porque esta tiene que ser expresa. Ni engendra responsabilidad, porque esta de parte del acreedor, no puede nacer sino de mora, y para esta clase de mora seria necesaria interpelacion de parte de aquel que se considere perjudicado con ella. Para que aquella espera o inaccion, de suyo beneficiosa para los obligados, pueda traducirse como perjudicial para alguno de estos, es de todo punto necesario que asi se haga entender por medio de protesta o interpelacion contra la demora; sin un acto de esta naturaleza sigue siendo lo que es: puramente no hacer por parte del acreedor, lo cual por si solo no es inductivo de responsabilidad."


D E C I S I O N


IMPERIAL, M. :


El recurrente era arrendatario del lote No. 781 del Catastro de Cebu, descrito en el Certificado de Transferencia de Titulo No. 5001 del Registro de la Propiedad de dicha provincia, de la pertenencia de los recurridos, mediante el pago del alquiler mensual de P100 y es dueño del Cine Ideal edificado en el mismo terreno. Habiendo dejado de pagar los alquileres desde el 1. de abril hasta el 30 de noviembre de 1931, inclusive, los recurridos entablaron accion contra el recurrente en el Juzgado de Primera Instancia de Cebu para rescindir el contrato de arrendamiento y obligar a este a que pague los alquileres vencidos que ascienden a P800, mas los que vayan venciendo hasta que abandone el terreno, y a desalojar y devolver el mismo. Despues del juicio el Juzgado dicto sentencia rescindiendo el contrato de arrendamiento y condenando al recurrente a que desaloje y restituya el terreno a los recurridos y que pague a estos los alquileres vencidos con sus intereses legales desde el 12 de diciembre de 1931 hasta su completo pago, asi como tambien los que vayan venciendo hasta que el terreno haya sido desocupado, autorizando, ademas, a los recurridos a que retiren del Escribano las cantidades de dinero consignadas por el recurrente como alquileres que fueron venciendo durante la pendencia del litigio, correspondientes a los meses desde diciembre de 1931 hasta mayo, inclusive, de 1934, y las costas.

La defensa principal que el recurrente interpuso en primera instancia fue que el habia remitido a la recurrida, en noviembre de 1931, un cheque por valor de P800 para pagar los alquileres atrasados. Tanto el Juzgado como el Tribunal de Apelacion hallaron que el recurrente no remitio semejante cheque y que si lo hizo la recurrida no lo recibio. Es un hecho, por tanto, que no puede alterarse que el recurrente no pago efectivamente los alquileres que habian vencido antes de la interposicion de la accion y que correspondian a los meses desde abril hasta noviembre, inclusive, de 1931.

La accion ejercitada por los recurridos esta fundada en el articulo 1556 del Codigo Civil que dispone que "si el arrendador o el arrendatario no cumplieren las obligaciones expresadas en los articulos anteriores, podran pedir la rescision del contrato y la indemnizacion de danos y perjuicios, o solo esto ultimo, dejando el contrato subsistente." El recurrente, como arrendatario, no pago oportunamente los alquileres correspondientes a ocho meses no obstante los requerimientos que se le habian hecho y de conformidad con el articulo aludido la recurrida tenia derecho a rescindir el contrato de arrendamiento, a recobrar los alquileres adeudados y a obligar al recurrente que desaloje el terreno que ocupaba.

El recurrente segun los terminos del contrato de arrendamiento estaba obligado a pagar mensualmente el alquiler estipulado. Sus antecesores solian pagar con retraso los alquileres y en el contrato de arrendamiento que se celebro el 5 de febrero de 1916 entre Michael & Co., Inc., la antecesora del recurrente, y la recurrida se estipulo que aquella entidad pagaria la suma de P1,400, como alquileres atrasados, renunciando la recurrida al eobro de la misma eantidad por igual concepto de los anteriores arrendatarios. Sostiene el recurrente en su primer senalamiento de error que el Tribunal de Apelacion debio haber declarado que los recurridos renunciaron a su derecho de cobrar puntualmente los alquileres al reeibir pagos atrasados, sin notificacion de que querian insistir en el cumplimiento de las condiciones del contrato relativas al pago de alquileres. El Tribunal de Apelacion desestimo esta pretension del recurrente por la razon de que el derecho de los recurridos a reseindir el contrato es claro e ineludible a tenor de lo que preceptua el articulo 1556 del Codigo Civil. Declaramos que la conclusion asi sentada es correcta. El recurrente cita en su apoyo dos sentencias del Tribunal Supremo de Espana en que se declara que la aceptacion por el arrendador de alquileres atrasados con su conformidad expresa, implica renuncia de su derecho a cobrar los alquileres segun los terminos del contrato. Estas sentencias, sin embargo, no pueden invocarse con exito porque en el presente caso aparece probado que la recurrida nunca consintio que los alquileres se acumularan y se pagaran con retraso. Declaro, efectivamente, que ella requirio siempre al recurrente que pagara los alquileres a medida que vencian, pero que a pesar de sus esfuerzos el recurrente solia pagar con retraso los alquileres y aun cuando ello ocurria eontra su voluntad no le quedaba otro remedio mas que aceptar los pagos. Esto demuestra claramente que los recurridos ni permitieron que se acumularan las rentas vencidas ni prestaron jamas su consentimiento para que el recurrente pagara con atraso los alquileres.

Cita tambien el reecurrente varias autoridades americanas en donde se sostiene que la acumulacion de los alquileres atrasados y el recibo voluntario de los mismos por el arrendador constituye renuncia de parte de este a cobrarlos segun los terminos dei contrato de arrendamiento. Hemos examinado estas-autoridades y hemos llegado a la conclusion de que son inaplieables porque en todos los easos que se citan ha concurrido el consentimiento por lo menos tacito del arrendador de permitir que el arrendatario acumule las rentas y las pague fuera de los plazos estipulados. Repetimos que en el easo que consideramos ninguno de los recurridos presto su consentimiento a que se acumulen los alquileres y que el recurrente los pague con retraso. Tampoco puede invocarse como renuncia la dilacion en el ejericio de la accion por los reeurridos porque como ha dicho el Presidente Arellano en el asunto de El Baneo Español Filipino contra Donaldson Sim & Co., y otros (5 Jur. Fil., 438), "El diferir el ejercicio de la accion no implica alteracion en la efieacia del contrato, ni modo alguno de responsabilidad por parte del acreedor. Es puramente, sin demostracion o prueba en contrario, espera, cortesia, lenidad pasividad, inaccion. No constituye novacion, porque esta tiene que ser expresa. Ni engendra responsabilidad, porque esta de parte del acreedor, no puede nacer sino de mora, y para esta clase de mora seria necesaria interpelacion de parte de aquel que se considere perjudicado con ella. Para que aquella espera o inaccion, de suyo beneficiosa para los obligados, pueda traducirse como perjudicial para alguno de estos, es de todo punto necesario que asi se haga entender por medio de protesta o interpelacion contra la demora; sin un acto de esta naturaleza sigue siendo lo que es: puramente no hacer por parte del acreedor, lo cual por si solo no es inductivo de responsabilidad."cralaw virtua1aw library

En el segundo senalamiento de error se pretende que el Tribunal de Apelacion debia igualmente haber declarado que el cobro por los recurridos de las cantidades de dinero depositadas por el recurrente en poder del Eseribano en pago de los alquileres atrasados y de los que fueron venciendo durante la pendencia del litigio constituye una renuncia de parte de los recurridos de su derecho a reseindir el contrato de arrendamiento, y en apoyo de esta pretension se citan varias autoridades americanas. Hemos examinado estas autoridades y declaramos que en esta jurisdiccion no tienen aplicacion. Como se ha dicho, el derecho de los recurridos esta regulado por el articulo 1556 del Codigo Civil segun los hechos hallados como probados tal derecho delos recurridos a rescindir el contrato de arrendamiento es patente e innegable. Por haber infringido el recurrente los telminos del contrato de arrendamiento, dejando de pagar a su tiempo los alquileres estipulados, surgio el derecho de la recurrida a rescindir el contrato y a reclamar danos y perjuicios.

El tercero y ultimo señalamiento de error es corolario de los anteriores y no requiere ulterior consideracion.

Se deniega el recurso de certiorari solicitado y se confirma la sentencia del Tribunal de Apelacion, con las costas al recurrente. Asi se ordena.

Avanceña, Pres., Villa-Real, Diaz, Laurel y Concepcion, MM., estan conformes.




Back to Home | Back to Main


chanrobles.com



ChanRobles Professional Review, Inc.

ChanRobles Professional Review, Inc. : www.chanroblesprofessionalreview.com
ChanRobles On-Line Bar Review

ChanRobles Internet Bar Review : www.chanroblesbar.com
ChanRobles CPA Review Online

ChanRobles CPALE Review Online : www.chanroblescpareviewonline.com
ChanRobles Special Lecture Series

ChanRobles Special Lecture Series - Memory Man : www.chanroblesbar.com/memoryman





January-1940 Jurisprudence                 

  • G.R. No. 40257 January 11, 1940 - EL PUEBLO DE FILIPINAS v. EMILIO LOPEZ DE LEON, ET AL.

    069 Phil 298

  • G.R. No. 46813 January 11, 1940 - FEDERICO OLIVEROS v. PEDRO PORCIONGCOLA, ET AL.

    069 Phil 305

  • G.R. No. 46836 January 11, 1940 - PEOPLE OF THE PHIL. v. LAMBERTO G. YCO

    069 Phil 307

  • G.R. No. 46997 January 11, 1940 - WISE & COMPANY v. MAN SUN LUNG

    069 Phil 308

  • G.R. No. 43723 January 15, 1940 - ENRIQUE C. LOPEZ v. ERNESTO J. SEVA, ET AL.

    069 Phil 311

  • G.R. No. 46384 January 15, 1940 - EL COLECTOR DE RENTAS INTERNAS v. JOSE VILLAFLOR

    069 Phil 319

  • G.R. No. 46503 January 15, 1940 - FAUSTO DE LOS SANTOS v. EL PUEBLO DE FILIPINAS

    069 Phil 321

  • G.R. No. 46517 January 15, 1940 - EL PUEBLO DE FILIPINAS v. VITALIANO CADERAO, ET AL.

    069 Phil 327

  • G.R. No. 46603 January 15, 1940 - EL PUEBLO DE FILlPINAS v. MOROS MACARAMPAT, ET AL.

    069 Phil 330

  • G.R. No. 46607 January 16, 1940 - BONIFACIO CARLOS v. CATALINO DE LOS REYES

    069 Phil 335

  • G.R. No. 46827 January 15, 1940 - FELISBERTO GONZALES v. CHARLES H. MILLER

    069 Phil 340

  • G.R. No. 46829 January 15, 1940 - GO HAP, ET AL. v. MAMERTO ROXAS, ET AL.

    069 Phil 343

  • G.R. No. 46896 January 15, 1940 - EL PUEBLO DE FILIPINAS v. PABLO M. SAN JUAN

    069 Phil 347

  • G.R. No. 46961 January 15, 1940 - EL PUEBLO DE FILIPINAS v. ANASTACIA LACENA

    069 Phil 350

  • G.R. No. 46322 January 20, 1940 - ANSELMO RACELIS, ET AL. v. CRISPULO DEALO, ET AL.

    069 Phil 351

  • G.R. No. 46343 January 20, 1940 - JOSE AVILA v. CORAZON CH. VELOSO, ET AL.

    069 Phil 357

  • G.R. No. 46588 January 20, 1940 - EL PUEBLO DE FILIPINAS v. SUBANO ALISUB

    069 Phil 362

  • G.R. No. 46826 January 20, 1940 - LY SIAM v. JOSE DELGADO

    069 Phil 367

  • G.R. No. 46835 January 20, 1940 - PASUMIL WORKERS UNION v. TRIBUNAL DE RELACIONES INDUSTRIALES

    069 Phil 370

  • G.R. No. 46897 January 20, 1940 - GO KIM v. MAMERTO PAGLINAWAN

    069 Phil 378

  • G.R. No. 46898 January 20, 1940 - PEDRO ADAPON v. FELISA MARALIT

    069 Phil 383

  • G.R. No. 46922 January 20, 1940 - SALVADOR ARANETA v. GERVASIO DIAZ

    069 Phil 390

  • G.R. No. 46945 January 20, 1940 - CALIXTO ORONCE v. ANSELMA LAPUZ

    069 Phil 395

  • G.R. No. 46947 January 20, 1940 - JEREMIAS MENDOZA v. ALEJO LABRADOR, ET AL.

    069 Phil 398

  • G.R. No. 46984 January 20, 1940 - FRANCISCA MERCADO, ET AL. v. FRANCISCO MACAPAYAG, ET AL.

    069 Phil 403

  • Adm. Case No. 745 January 22, 1940 - IRINEA DE LOS SANTOS v. CELESTINO SAGALONGOS

    069 Phil 406

  • G.R. No. 46141 January 22, 1940 - PARSONS HARDWARE CO., INC. v. COURT OF APPEALS, ET AL.

    069 Phil 411

  • G.R. Nos. 46255, 46256, 46259 & 46277 January 23, 1940 - PHILIPPINE TRUST COMPANY v. A. L. YATCO

    069 Phil 420

  • G.R. No. 46472 January 23, 1940 - TAN TIONG TECK v. LA COMISION DE VALORES, ET AL.

    069 Phil 425

  • G.R. No. 46529 January 23, 1940 - THE ASIATIC PETROLEUM (P. I.) , LTD. v. CO QUICO

    069 Phil 433

  • G.R. No. 46764 January 23, 1940 - JOSE S. TIAOQUI, ET AL. v. FERNANDO JUGO, ET AL.

    069 Phil 437

  • G.R. No. 46344 January 29, 1940 - JUANA B. VIUDA DE GOLINGCO, ET AL. v. AMBROSIO A. CALLEJA, ET AL.

    069 Phil 446

  • G.R. No. 46373 January 29, 1940 - CARLOS PALANCA v. LA MANCOMUNIDAD DE FILIPINAS

    069 Phil 449

  • G.R. No. 46429 January 29, 1940 - ANASTACIO R. JESUITAS v. ISIDRO REYES

    069 Phil 452

  • G.R. No. 46549 January 29, 1940 - LIM BUN UAN v. ARSENIO P. DIZON, ET AL.

    069 Phil 454

  • G.R. No. 46590 January 29, 1940 - TEODORA DE LA CRUZ, ET AL. v. ROMAN A. CRUZ

    069 Phil 457

  • G.R. No. 46621 January 29, 1940 - GUILLERMO MANLAPIT v. V. FRAGANTE

    069 Phil 459

  • G.R. No. 46713 Enero29, 1940 - EL PUEBLO DE LAS ISLAS FILIPINAS v. DIONISIO T. FERNANDEZ

    069 Phil 461

  • G.R. No. 46865 January 29, 1940 - EL PUEBLO DE FILIPINAS v. LEON R. PAMATI-AN

    069 Phil 463

  • G.R. No. 46928 January 29, 1940 - EL PUEBLO DE LAS ISLAS FILIPINAS v. BASILIO J. EVANGELISTA

    069 Phil 465

  • G.R. No. 46976 January 29, 1940 - EL PUEBLO DE FILIPINAS v. MAURICIO G. HONRADEZ

    069 Phil 468

  • G.R. No. 46123 January 30, 1940 - EL PUEBLO DE FILIPINAS v. SIXTO ESPINO

    069 Phil 471

  • G.R. No. 46559 January 30, 1940 - J. A. WOLFSON v. BIBIANO L. MEER

    069 Phil 475

  • G.R. No. 46564 January 30, 1940 - EULOGIO TRIA, ET AL. v. ROSARIO VILLAREAL, ET AL.

    069 Phil 478

  • G.R. No. 46853 January 30, 1940 - MANILA TRADING & SUPPLY CO. v. FRANCISCO ZULUETA, ET AL.

    069 Phil 485

  • G.R. No. 45551 January 31, 1940 - IN RE: MARCELINO LONTOK v. PRIMITIVO B. AC-AC

    069 Phil 487

  • G.R. No. 46286 January 31, 1940 - GERMAN LIMJAP v. MARIA ESCOLAR VDA. DE LIMJAP, ET AL.

    069 Phil 490

  • G.R. No. 46979 January 31, 1940 - URSULA ESGUERRA v. LEONORA DE LEON, ET AL.

    069 Phil 493

  • G.R. No. 47005 January 31, 1940 - PEOPLE OF THE PHIL. v. LAZARO MAÑAGO

    069 Phil 496

  • G.R. No. 47008 January 31, 1940 - EL DIRECTOR DE TERRENOS v. ARTURO REYES, ET AL.

    069 Phil 497