Philippine Supreme Court Jurisprudence


Philippine Supreme Court Jurisprudence > Year 1940 > January 1940 Decisions > G.R. No. 46472 January 23, 1940 - TAN TIONG TECK v. LA COMISION DE VALORES, ET AL.

069 Phil 425:




PHILIPPINE SUPREME COURT DECISIONS

EN BANC

[G.R. No. 46472. January 23, 1940.]

TAN TIONG TECK, recurrente, contra LA COMISION DE VALORES Y BOLSAS, Y CUA OH & CO., recurridas.

D. Jose B. Laurel en representacion del recurrente.

D. Emerito M. Ramos en representacion de las recurridas.

SYLLABUS


1. COMISION DE VALORES Y BOLSAS; CONCLUSIONES DE HECHO; FUNDAMENTOS PARA REVISAR SU DECISION. — Sin hacer caso omiso de las disposiciones del articulo 35 de la Ley No. 83 del Commonwealth, que dicen que las conclusiones de hecho de la Comision de Valores y Bolsas en asuntos de la naturaleza del presente deben tenerse por concluyentes en caso de apelacion, nos vemos precisados a declarar que la decision apelada no esta arreglada a derecho, por las siguientes razones: hubo error de parte de la Comision al considerar los escritos de alegaciones de las partes; al considerar los hechos probados en el acto de la vista; y al interpretar el alcance y significado de los documentos Exhibits A y B que constituyen principalmente la base de su decision, considerandolos como un hecho absolutamente cierto.

2. ID.; VENTA DE ACCIONES; OBLIGACION DE UN CORREDOR DE ACCIONES. — No hay razon para no declarar que la recurrida debio haber realizado la venta en el mas alto precio en que se cotizaron las acciones en el dia de autos; en ortos terminos, teniendo como tenia la autorizacion necesaria para vender las acciones del recurrente a un precio mayor de P0.15 cada una, no es mas que justo que se le haga responder de la diferencia entre el precio en que admitio haber vendido dichas acciones y dicho precio mayor en que, segun las pruebas, o presuncion prima facie como lo califico la Comision de Valores y Bolsas, las vendio. Y no hay razon para que no adoptemos y apliquemos en esta jurisdiccion la regla de "Highest Intermediate Value", adoptada en los Estados Unidos, que es una regla justa que esta universalmente aceptada (8 Am. Jur., Brokers, Damages in Stock Transactions, sec. 217), y no esta ademas en pugna con ningun principio ni disposici6n de ley vigente en nuestro pais.

3. ID.; ID.; ID.; ARTICULO 255 DEL CODIGO DE COMERCIO. — El articulo 255 del Codigo de Comercio prescribe que un comisionista debe obrar con la prudencia y tacto que son de esperar de un buen padre de familia, cuidando del negocio que se le encomienda como si fuese suyo propio. Teniendo presente esta disposicion de ley, cotizandose como se cotizaban en el mercado las acciones de Gold Shares, en la fecha de autos, a mucho mas de P0.15 la accion, era de esperar que la recurrida vendiese las acciones del recurrente al precio mas alto posible, y no al precio de P0.15 que por cierto no se registro en dicha ocasion. Seria absurdo suponer siquiera que la recurrida obrase de distinto modo.

4. ID.; ID.; ID.; ARTICULOS 1714 Y 1715 DEL CODIGO CIVIL. — Una regla igual tenemos en 108 articulos 1714 y 1715 del Codigo Civil. Dice el primero de dichos articulos que el mandatario no debe traspasar 108 limites del mandato; y dice el liltimo que no se consideran traspasados 108 limites del mandato, si fuese cumplido de una manera mas ventajosa para el mandante que la señalada por este. Lo que las reglas prohiben es que el comisionista o agente o corredor de comercio venda las cosas que recibe de su comitente a un precio menor del fijado por este; no impiden que venda aquellas a un precio mayor, si tal precio puede obtenerse.


D E C I S I O N


DIAZ, M. :


La cuestion de que aqui se trata es, si la recurrida Cua Oh & Co. esta obligada a pagar al recurrente la diferencia que existe entre el valor de ciertas 10,000 acciones de Gold Shares de su propiedad, que le habia entregado para que las vendiese, computado al precio de P0.15 cada una, y el precio real en que se vendieron las mismas. Era entonces la recurrida una corredora de acciones, inscrita como tal en los registros de la Comision de Valores y Bolsas.

En el expediente administrativo No. 31 de la mencionada Comision de Valores y Bolsas, que el recurrente hubo de promover contra la recurrida para quejarse contra ella y para obligarla a pagarle dicha diferencia, por haberse negado a hacerlo voluntariamente, la ultima admitio haber recibido en efecto las mencionadas acciones para venderlas no a un precio fijo sino a un precio no menor de P0.15 cada una.

Recibida a prueba la queja del recurrente, la Comision dicto su decision de 25 de junio de 1938 en la que, despues de declarar que la reclamacion del recurrente no se fundaba mas que en una presuncion prima facie de que no se vendieron sus acciones, sobresyo el expediente, sin ulterior tramite, porque, no obstante haberse pedido la reconsideracion de su decision, no la reconsidero.

Contra la decision de la Comision de Valores y Bolsas, el recurrente interpuso apelacion, con el fin de que la misma pueda ser revisada.

Sin hacer caso omiso de las disposiciones del articulo 35 la Ley No. 83 del Commonwealth, que dicen que las conclusiones de hecho de la Comision de Valores y Bolsas en asuntos de la naturaleza del presente deben tenerse por concluyentes en caso de apelacion, nos vemos precisados a declarar que la decision apelada no esta arreglada a derecho por las siguientes razones: hubo error de parte de la Comision al considerar los escritos de alegaciones de las partes; al considerar los hechos probados en el acto de la vista; y al interpretar el alcance y significado de los documentos Exhibitos A y B que constituyen principalmente la base de se decision, considerandolos como un hecho absolutamente cierto.

Debe decirse ante todo que en el escrito de queja del recurrente, en el citado expediente administrativo No. 31, constan las siguientes alegaciones:jgc:chanrobles.com.ph

"1. That the complainant is of legal age, married, and a resident of the City of Manila, Philippines, with mailing address at 142 Rosario, Manila;

"2. That the respondent is a stock broker duly registered in the Register of Brokers of this Commission and a member of the International Stock Exchange with mailing ad- dress at 119 Crystal Arcade, Manila;

"3. That on June 15, 1937, the complainant gave an order to sell 10,000 Gold Shares at a minimum price of P0.15 to the respondent thru his salesman Mr. And Eng Ho; and that said respondent delivered to him (complainant) a copy of its confirmation slip showing that 10,000 Gold Shares of the complainant have been sold at P0.15 each:jgc:chanrobles.com.ph

"4. That said sale of said 10,000 Gold Shares at P0.15 also appeared in the Statement of Account of the complainant sent to him on or about June 30, 1937;

"5. That the complainant subsequently discovered that there was no such transaction appearing in the Quotation issued by the International Stock Exchange on June 15, 1937, nor were any Gold Shares sold at P0.15 each."cralaw virtua1aw library

Y consta asimismo en la contestacion de la recurrida, de un modo que no da lugar a dudas, la siguiente inequivoca admision:jgc:chanrobles.com.ph

"That he admits paragraphs 1, 2, 3, 4 and the first part of paragraph 5."cralaw virtua1aw library

Los hechos que constan y se desprenden de los mencionados escritos son cosa de que no podemos prescindir al proceder a la revision de la decision apelada, porque la misma alude a dichos escritos y constituyen por si mismos la mejor prueba o el mejor relato que puede darse de los verdaderos hechos.

La recurrida, pretendiendo cumplir con la regla No. 3 de los Reglamentos Provisionales de la Comision de Valores y Bolsas, que en virtud de las disposiciones del articulo 33 de la Ley No. 83 del Commonwealth tienen fuerza de ley, envio al recurrente su informe o report Exhibit A, el dia 15 de junio de 1937, diciendole alli haber vendido sus 10,000 acciones al precio de P0.15 una, en la mariana de dicho dia, con sujecion a las reglas de la International Stock Exchange. Consta sin embargo en el Exhibit B que es el informe que la International Stock Exchange presento a la Comision de Valores y Bolsas para demostrar las transacciones que tuvo en el mencionado dia, 15 de junio de 1937, en cumplimiento de lo mandado en la regla 22 de 103 referidos Reglamentos, que si se vendieron entonces, 1,195,000 acciones de Gold Shares, ninguna fue vendida al precio de P0.15. Todas las ventas fueron a los siguientes precios: 25,000 acciones a P0.16 una; 45,000 acciones a P0.163 una; 420,000 acciones a P0.17 una; 275,000 acciones a P0.175 una; 310,000 acciones a P0.18 ua; 55,000 acciones a P0.185 una; 25,000 acciones a P0.19 una; y 40,000 acciones a P0.195 una. Debe rechazarse por consiguiente, la pretension de la recurrida de que vendio las 10,000 acciones delrecurrente al precio de P0.15 una, porque, de haberlo hecho, constaria semejante transaccion en el Exhibit B, y lo cierto es que nada de esto consta alli. Debe rechazarse tambien la idea de que las referidas 10,000 acciones del recurrente se vendieron mediante la intervencion de otra oficina de Valores, porque siendo la recurrida miembro de la International Stock Exchange, era alli donde tenia que efectuar la venta; ademas, la inteligencia que hubo entre ella y el recurrente, segun el Exhibit A, fue la de que la venta se haria con sujecion a las reglas de la International Stock Exchange. Por otra parte, no hay nada que indique que la venta se haya efectuado con intervencion de otra oficina de Valores.

Si hemos de aceptar, como no podemos menos de hacerlo, las cifras expresadas en el Exhibit B, hemos de llegar necesariamente a la conclusion de que en la manana del mecionado dia hubo 20 ventas de acciones de la Gold Shares y que en virtud de ellas cambiaron de dueiio 725,000 acciones, a precios que oscilaron entre P0.16 y P0.195, haciendo predominado el precio de P0.175 porque casi la mitad de dichas ventas se hizo a dicho precio, siguiendo muy de cerca las que se hicieron a P0.17 porque fue a dicho precio como se vendieron 215,000 acciones. En las transacciones de la tarde del mismo dia, no hubo mas que 7 ventas, y todas juntas fueran de 470,000 acciones, a un precio que ha oscilado entre P0.17 y P0.185.

Esta justificada, por consiguiente, la conclusion de que la recurrida vendio las acciones del recurrente a un precio no menor de P0.16, o por lo menos a P0.175, una.

Teniendo presente los hechos admitidos por la recurrida en su contestacion, se ve claro lo erroneo que es sentar la conclusion de que al dar el recurrente a la recurrida el encargo de vender sus 10,000 acciones, lo hizo fijandole el precio inalterable de P0.15 cada accion. No es esto, como se ve, lo que las partes convinieron, sino precisamente lo que queda dicho. No hay por consiguiente razon para no declarar qe la recurrida debio haber realizado la venta en el mas alto precio en que se cotizaron las acciones en el dia de autos; en otros terminos, teniendo como tenia la autorizacion necesaria para vender las acciones del recurrente a un precio mayor de P0.15 cada una, no es mas que justo que se le haga responder de la diferencia entre el precio en que admitio haber vendido dichas acciones y dicho precio mayor en que, segun las pruebas, o presuncion prima facie como lo califico la Comision de Valores y Bolsas, las vendio. Y no hay razon para que no adoptemos y apliquemos en esta jurisdiccion la regla de "Highest Intermediate Value", adoptada en los Estados Unidos, que es una regla justa que esta universalmente aceptada (8 Am. Jur., Brokers, Damages in Stock Transactions, sec. 217; Galigher v. Jones, 129 U. S. 193, 9 Sup. Ct. 335, 32 Law. ed. 658; Ling v. Malcom, 77 Conn. 51", 59 A. 598; Wiggin v. Federal Stock, etc. Co., 77 Conn. 507, 59 A. 627; Shaefer v. Dickinson, 141 Ill. A. 234; Rickerts v. Crittenden, 2 Ky. Op. 499; Dancy v. Hayward, 4 L. A. tOrleans] 111; Mullen v. Quinlan, 195 N. Y. 109, 87 N. E. 1078, 23 L. R. A. N. S. 511; Gruman v. Smith, 81 N. Y. 25; Baker v. Drake, 53 N. Y. 211, 13 Am. Rep. 507; Barber v. Ellingwood, 144 App. Div. 512, 129 N. Y. S. 414; Rosenbaum v. Stiebel, 137 App. Div. 912 mem., 122 N. Y. S. 131; Keller v. Halsey, 130 App. Div. 389, 103 N. Y. Super. 430; Peschke v. Wright, 93 Misc. 145, 156 N. Y. S. 773; Burridge v. Anthony, 1 N. Y. City Ct. 244; Miller v. Lynns, 113 Va. 275, 74 S. E. 194; Wahl v. Tracy, 139 Misc. 668, 121 N. W. 660; Carnegie v. Federal Bank, 5 Ont. 418), y no esta ademas en pugna con ningun principio ni disposicion de ley vigente en nuestro pais.

Pero, aunque prescindiesemos de la mencionada regla, llegariamos de todas maneras a la misma conclusion porque aqui tenemos leyes que nos obligan a resolver la cuestion en dicho sentido.

El articulo 255 del Codigo de Comercio prescribe que un comisionista debe obrar con la prudencia y tacto que son de esperar de un buen padre de familia, cuidando del negocio que se le encomienda como si fuese suyo propio. Tenienndo presente esta disposicion de ley, cotizandose como se cotizaban en el mercado las acciones de Gold ill Shares, en la fecha de autos, a mucho mas de P0.16 la accion, era de esperar que la recurrida vendiese las acciones del recurrente al precio mas alto posible, y no al precio de P0.15 que por cierto no se registro en dicha ocasion. Seria absurdo suponer siquiera que la recurrida obrase de distinto modo. En la indicada fecha (15 de junio de 1937), las ventas hechas de las acciones de la Gold Shares montaron a 1,195,000 acciones, segun las cifras que muestra en su faz el Exhibit B, cuya autenticidad no ha sido negada por las partes.

Dice el mencionado articulo 256 del Codigo de Comercio, lo siguiente:jgc:chanrobles.com.ph

"En lo no previsto y prescrito expresamente por el comitente, debera el comisionista consultarle, siempre que lo permita la naturaleza del negocio.

Mas si estuviere autorizado para obrar a su arbitrio, o no fuere posible la consulta, hara lo que dicte la prudencia y sea mas conforme al uso del comercio, cuidando del negocio como propio . . ."cralaw virtua1aw library

Una regla igual tenemos en los articulos 1714 y 1716 del Codigo Civil. Dice el primero de dichos articulos que el mandatario no debe transpasar los limites del mandato; y dice el ultimo que no se consideran traspasados los limites del mandato, si fuese cumplido de una manera mas ventajosa para el mandante que la senalada por este. Lo que las reglas prohiben es que el comisionista o agente o corredor de comercio venda las cosas que recibe de su comitente a un precio menor del fijado por este; no impiden que venda aquellas a un precio mayor, si tal precio puede obtenerse.

A todo lo dicho debe anadirse esta otra consideracion: de haber vendido la recurrida las acciones del recurrente a un precio menor de P0.16, pues habia entonces compradores por mayor precio, tendriamos el caso insolito de haber la recurrida trabajado u obrado en contra de sus pro- pios intereses, porque tenienndo derecho, por ley, a cobrar del recurrente la comision correspondiente segun el resultado de su trabajo, comision que hubiera sido mayor si su venta hubiese sido tambien a mayor precio, ha renunciado dicho derecho.

Los hechos en que se basan las observaciones y consideraciones hechas no son contrarios ni distintos de los que se expresan y de los que claramente se desprenden de la decision del Comisionado de Valores y Bolsas, objeto de revision. Habiendo hecho mencion el Comisionado, en su decision, de la demanda del recurrente, de la contestacion de la recurrida y de los Exhibitos A y B, los cuatro deben ser considerados necesariamente no solo como complemento de la referida decision, en cuanto a los hechos que cada uno de ellos contiene y muestra en su faz, sino tambien como relato o parte del relato de los verdaderos hechos, hecho por el Comisionado. Por eso, la posible objecion de que no se pueden tener en cuenta mas hechos que los declarados probados por el Comisionado, en virtud del ya citado articulo 35 de la ley No. 83, no tiene razon de ser.

En conclusion, modificamos la sentencia del Comisionado de Valores y Bolsas, ordenando a la recurrida a pagar al recurrente, ademas de la suma de P1,500 a cuenta del importe de las 10,000 acciones de Gold Shares, de su propiedad, a base de P0.15 cada accion, la diferencia que hay entre dicha suma y la de P1,750 importe total este ultimo de las referidas 10,000 acciones a razon de P0.175 cada una, o sea la cantidad de P250.

Tasense las costas contra la recurrida Cua Oh & Co. Asi se ordena.

Avanceña, Pres., Villa-Real, Imperial, Concepcion, y Moran, MM., estan conformes.




Back to Home | Back to Main


chanrobles.com



ChanRobles Professional Review, Inc.

ChanRobles Professional Review, Inc. : www.chanroblesprofessionalreview.com
ChanRobles On-Line Bar Review

ChanRobles Internet Bar Review : www.chanroblesbar.com
ChanRobles CPA Review Online

ChanRobles CPALE Review Online : www.chanroblescpareviewonline.com
ChanRobles Special Lecture Series

ChanRobles Special Lecture Series - Memory Man : www.chanroblesbar.com/memoryman





January-1940 Jurisprudence                 

  • G.R. No. 40257 January 11, 1940 - EL PUEBLO DE FILIPINAS v. EMILIO LOPEZ DE LEON, ET AL.

    069 Phil 298

  • G.R. No. 46813 January 11, 1940 - FEDERICO OLIVEROS v. PEDRO PORCIONGCOLA, ET AL.

    069 Phil 305

  • G.R. No. 46836 January 11, 1940 - PEOPLE OF THE PHIL. v. LAMBERTO G. YCO

    069 Phil 307

  • G.R. No. 46997 January 11, 1940 - WISE & COMPANY v. MAN SUN LUNG

    069 Phil 308

  • G.R. No. 43723 January 15, 1940 - ENRIQUE C. LOPEZ v. ERNESTO J. SEVA, ET AL.

    069 Phil 311

  • G.R. No. 46384 January 15, 1940 - EL COLECTOR DE RENTAS INTERNAS v. JOSE VILLAFLOR

    069 Phil 319

  • G.R. No. 46503 January 15, 1940 - FAUSTO DE LOS SANTOS v. EL PUEBLO DE FILIPINAS

    069 Phil 321

  • G.R. No. 46517 January 15, 1940 - EL PUEBLO DE FILIPINAS v. VITALIANO CADERAO, ET AL.

    069 Phil 327

  • G.R. No. 46603 January 15, 1940 - EL PUEBLO DE FILlPINAS v. MOROS MACARAMPAT, ET AL.

    069 Phil 330

  • G.R. No. 46607 January 16, 1940 - BONIFACIO CARLOS v. CATALINO DE LOS REYES

    069 Phil 335

  • G.R. No. 46827 January 15, 1940 - FELISBERTO GONZALES v. CHARLES H. MILLER

    069 Phil 340

  • G.R. No. 46829 January 15, 1940 - GO HAP, ET AL. v. MAMERTO ROXAS, ET AL.

    069 Phil 343

  • G.R. No. 46896 January 15, 1940 - EL PUEBLO DE FILIPINAS v. PABLO M. SAN JUAN

    069 Phil 347

  • G.R. No. 46961 January 15, 1940 - EL PUEBLO DE FILIPINAS v. ANASTACIA LACENA

    069 Phil 350

  • G.R. No. 46322 January 20, 1940 - ANSELMO RACELIS, ET AL. v. CRISPULO DEALO, ET AL.

    069 Phil 351

  • G.R. No. 46343 January 20, 1940 - JOSE AVILA v. CORAZON CH. VELOSO, ET AL.

    069 Phil 357

  • G.R. No. 46588 January 20, 1940 - EL PUEBLO DE FILIPINAS v. SUBANO ALISUB

    069 Phil 362

  • G.R. No. 46826 January 20, 1940 - LY SIAM v. JOSE DELGADO

    069 Phil 367

  • G.R. No. 46835 January 20, 1940 - PASUMIL WORKERS UNION v. TRIBUNAL DE RELACIONES INDUSTRIALES

    069 Phil 370

  • G.R. No. 46897 January 20, 1940 - GO KIM v. MAMERTO PAGLINAWAN

    069 Phil 378

  • G.R. No. 46898 January 20, 1940 - PEDRO ADAPON v. FELISA MARALIT

    069 Phil 383

  • G.R. No. 46922 January 20, 1940 - SALVADOR ARANETA v. GERVASIO DIAZ

    069 Phil 390

  • G.R. No. 46945 January 20, 1940 - CALIXTO ORONCE v. ANSELMA LAPUZ

    069 Phil 395

  • G.R. No. 46947 January 20, 1940 - JEREMIAS MENDOZA v. ALEJO LABRADOR, ET AL.

    069 Phil 398

  • G.R. No. 46984 January 20, 1940 - FRANCISCA MERCADO, ET AL. v. FRANCISCO MACAPAYAG, ET AL.

    069 Phil 403

  • Adm. Case No. 745 January 22, 1940 - IRINEA DE LOS SANTOS v. CELESTINO SAGALONGOS

    069 Phil 406

  • G.R. No. 46141 January 22, 1940 - PARSONS HARDWARE CO., INC. v. COURT OF APPEALS, ET AL.

    069 Phil 411

  • G.R. Nos. 46255, 46256, 46259 & 46277 January 23, 1940 - PHILIPPINE TRUST COMPANY v. A. L. YATCO

    069 Phil 420

  • G.R. No. 46472 January 23, 1940 - TAN TIONG TECK v. LA COMISION DE VALORES, ET AL.

    069 Phil 425

  • G.R. No. 46529 January 23, 1940 - THE ASIATIC PETROLEUM (P. I.) , LTD. v. CO QUICO

    069 Phil 433

  • G.R. No. 46764 January 23, 1940 - JOSE S. TIAOQUI, ET AL. v. FERNANDO JUGO, ET AL.

    069 Phil 437

  • G.R. No. 46344 January 29, 1940 - JUANA B. VIUDA DE GOLINGCO, ET AL. v. AMBROSIO A. CALLEJA, ET AL.

    069 Phil 446

  • G.R. No. 46373 January 29, 1940 - CARLOS PALANCA v. LA MANCOMUNIDAD DE FILIPINAS

    069 Phil 449

  • G.R. No. 46429 January 29, 1940 - ANASTACIO R. JESUITAS v. ISIDRO REYES

    069 Phil 452

  • G.R. No. 46549 January 29, 1940 - LIM BUN UAN v. ARSENIO P. DIZON, ET AL.

    069 Phil 454

  • G.R. No. 46590 January 29, 1940 - TEODORA DE LA CRUZ, ET AL. v. ROMAN A. CRUZ

    069 Phil 457

  • G.R. No. 46621 January 29, 1940 - GUILLERMO MANLAPIT v. V. FRAGANTE

    069 Phil 459

  • G.R. No. 46713 Enero29, 1940 - EL PUEBLO DE LAS ISLAS FILIPINAS v. DIONISIO T. FERNANDEZ

    069 Phil 461

  • G.R. No. 46865 January 29, 1940 - EL PUEBLO DE FILIPINAS v. LEON R. PAMATI-AN

    069 Phil 463

  • G.R. No. 46928 January 29, 1940 - EL PUEBLO DE LAS ISLAS FILIPINAS v. BASILIO J. EVANGELISTA

    069 Phil 465

  • G.R. No. 46976 January 29, 1940 - EL PUEBLO DE FILIPINAS v. MAURICIO G. HONRADEZ

    069 Phil 468

  • G.R. No. 46123 January 30, 1940 - EL PUEBLO DE FILIPINAS v. SIXTO ESPINO

    069 Phil 471

  • G.R. No. 46559 January 30, 1940 - J. A. WOLFSON v. BIBIANO L. MEER

    069 Phil 475

  • G.R. No. 46564 January 30, 1940 - EULOGIO TRIA, ET AL. v. ROSARIO VILLAREAL, ET AL.

    069 Phil 478

  • G.R. No. 46853 January 30, 1940 - MANILA TRADING & SUPPLY CO. v. FRANCISCO ZULUETA, ET AL.

    069 Phil 485

  • G.R. No. 45551 January 31, 1940 - IN RE: MARCELINO LONTOK v. PRIMITIVO B. AC-AC

    069 Phil 487

  • G.R. No. 46286 January 31, 1940 - GERMAN LIMJAP v. MARIA ESCOLAR VDA. DE LIMJAP, ET AL.

    069 Phil 490

  • G.R. No. 46979 January 31, 1940 - URSULA ESGUERRA v. LEONORA DE LEON, ET AL.

    069 Phil 493

  • G.R. No. 47005 January 31, 1940 - PEOPLE OF THE PHIL. v. LAZARO MAÑAGO

    069 Phil 496

  • G.R. No. 47008 January 31, 1940 - EL DIRECTOR DE TERRENOS v. ARTURO REYES, ET AL.

    069 Phil 497