ChanRobles™ Virtual Law Library | chanrobles.com™  
Main Index Law Library Philippine Laws, Statutes & Codes Latest Legal Updates Philippine Legal Resources Significant Philippine Legal Resources Worldwide Legal Resources Philippine Supreme Court Decisions United States Jurisprudence
Prof. Joselito Guianan Chan's The Labor Code of the Philippines, Annotated Labor Standards & Social Legislation Volume I of a 3-Volume Series 2019 Edition (3rd Revised Edition)
 

 
Chan Robles Virtual Law Library
 









 

 
UNITED STATES SUPREME COURT JURISPRUDENCE
 

 
PHILIPPINE SUPREME COURT JURISPRUDENCE
 

   
June-1941 Jurisprudence                 

  • G.R. No. 47032 June 6, 1941 - EL PUEBLO DE FILIPINAS v. JOSE MIRANDA, ET AL.

    072 Phil 222

  • G.R. Nos. 47038, 47039 & 47040 June 6 1941

    LUIS R. PIMENTEL v. PEOPLE OF THE PHIL.

    072 Phil 227

  • G.R. No. 47260 June 6, 1941 - BISHOP OF NUEVA CACERES v. EUGENIA M. SANTOS, ET AL.

    072 Phil 230

  • G.R. No. 47454 June 6, 1941 - ADRIANO TRINIDAD v. ANDRES S. SIOCHI, ET AL.

    072 Phil 241

  • G.R. No. 47317 June 10, 1941 - SISENANDO ABARRO v. TOMASA DE GUIA

    072 Phil 245

  • G.R. No. 47519 June 10, 1941 - EMILIANO E. GARCIA v. PAZ E. VELASCO

    072 Phil 248

  • G.R. No. 47549 June 10, 1941 - J. BENTON CLAUSEN v. ISABEL CABRERA

    072 Phil 252

  • G.R. Nos. 47646 & 47657 June 10, 1941 - FRANCISCO BALTAZAR v. ANDRES LAYUG, ET AL.

    072 Phil 254

  • G.R. No. 47684 June 10, 1941 - PEOPLE OF THE PHIL. v. DIONISIO A. MANEJA

    072 Phil 256

  • G.R. No. 47686 June 10, 1941 - COMMONWEALTH OF THE PHIL. v. TEODORO SANDIKO

    072 Phil 258

  • G.R. No. 47689 June 10, 1941 - WILFRIDO MACEDA, ET AL. v. ZOSIMO FERNANDEZ, ET AL.

    072 Phil 261

  • G.R. No. 47694 June 10, 1941 - PEOPLE OF THE PHIL. v. PATRICIO CALDITO, ET AL.

    072 Phil 263

  • G.R. No. 47756 June 10, 1941 - LUIS OCAMPO v. PEOPLE OF THE PHIL.

    072 Phil 268

  • G.R. No. 47762 June 10, 1941 - SILVERIO MORCO v. SALVADOR MUÑOZ

    072 Phil 270

  • G.R. No. 47764 June 10, 1941 - FRANCISCO V. VILLARICA v. CONCEPCION MANIKIS

    072 Phil 272

  • G.R. No. 47770 June 10, 1941 - SILVESTRE GALLANO v. PABLO S. RIVERA, ET AL.

    072 Phil 277

  • G.R. No. 47780 June 10, 1941 - CIRILO ALAFRIZ v. MARIANO NABLE, ET AL.

    072 Phil 278

  • G.R. No. 47789 June 10, 1941 - FE CASTRO DE AGBAYANI v. JUSTICE OF PEACE OF THE CAPITAL OF ILOCOS NORTE, ET AL.

    072 Phil 281

  • G.R. No. 47816 June 10, 1941 - SABINO AGUILOS v. CONRADO BARRIOS, ET AL.

    072 Phil 285

  • G.R. No. 47862 June 10, 1941 - FRANCISCA SIMON v. SINFOROSO TAGOC

    072 Phil 287

  • G.R. No. 47863 June 10, 1941 - JOSE H. JUNQUERA v. JOSE VAÑO, ET AL.

    072 Phil 293

  • G.R. No. 47892 June 10, 1941 - PABLO VALENZUELA v. VALERIO FLORES, ET AL.

    072 Phil 307

  • G.R. No. 48027 June 10, 1941 - EL INTESTADO DE BENITO VALDEZ, ET AL. v. VICENTE ALBERT, ET AL.

    072 Phil 309

  • G.R. No. 47421 June 13, 1941 - IN RE: EL REGISTRADOR DE TITULOS DE NUEVA ECIJA v. EL DIRECTOR DE TERRENOS

    072 Phil 313

  • G.R. No. 47734 June 13, 1941 - EL BANCO NACIONAL FILIPINO v. CORNELIO PINEDA, ET AL.

    072 Phil 316

  • G.R. No. 47738 June 13, 1941 - ALFREDO HIZON MERCADO, ET AL. v. BUENAVENTURA OCAMPO, ET AL.

    072 Phil 318

  • G.R. No. 47799 June 13, 1941 - ELEUTERIO NERI, ET AL. v. IGNACIA AKUTIN, ET AL.

    072 Phil 322

  • G.R. No. 47965 June 13, 1941 - EL DIRECTOR DE TERRENOS v. MARIANO ABACAHIN, ET AL.

    072 Phil 326

  • G.R. No. 47072 June 17, 1941 - EL DIRECTOR DE TERRENOS v. AGUSTIN ACOSTA, ET AL.

    072 Phil 329

  • G.R. No. 47358 June 17, 1941 - MANILA MOTOR CO., INC. v. LA CIUDAD DE MANILA

    072 Phil 336

  • G.R. No. 47432 June 17, 1941 - EUSTAQUIO FULE v. SALVADOR ABAD SANTOS, ET AL.

    072 Phil 339

  • G.R. No. 47542 June 17, 1941 - LA FABRICA DE CERVEZA DE SAN MIGUEL v. ESTEBAN C. ESPIRITU

    072 Phil 344

  • G.R. No. 47570 June 17, 1941 - IN RE: EL REGISTRADOR DE TITULOS DE PAMPANGA v. ALFREDO HIZON MERCADO

    072 Phil 353

  • G.R. No. 47580 June 17, 1941 - SIMEON MANDAC v. COURT OF APPEALS

    072 Phil 357

  • G.R. No. 47587 June 17, 1941 - VICENTE DIAZ v. A. L. YATCO

    072 Phil 360

  • G.R. No. 47660 June 17, 1941 - VISAYAN SURETY & INSURANCE CORPORATION v. VICENTE VERSOZA

    072 Phil 362

  • G.R. Nos. 47678 & 47679 June 17, 1941 - EL HOGAR FILIPINO, ET AL. v. ISIDORO DE SANTOS, ET AL.

    072 Phil 368

  • G.R. No. 47724 June 17, 1941 - HERMENEGILDO DEVEZA v. MANUEL RUIZ RUILOBA

    072 Phil 372

  • G.R. No. 47745 June 17, 1941 - JOSE OLIVER SUCCESSORS v. MARIAÑO NABLE, ET AL.

    072 Phil 376

  • G.R. No. 47771 June 17, 1941 - PACIFIC COMMERCIAL CO. v. GRACIANO DE LA RAMA

    072 Phil 380

  • G.R. No. 47837 June 17, 1941 - SEGUNDO GARCIA v. EL DIRECTOR DE TERRENOS

    072 Phil 385

  • G.R. No. 47848 June 17, 1941 - BONIFACIO DANGALAN v. DOMINGO MARTICIO, ET AL.

    072 Phil 388

  • G.R. No. 47889 June 17, 1941 - ANDRES JARDIN, ET AL. v. SEVERINA VILLAMAYOR

    072 Phil 392

  • G.R. No. 47972 June 17, 1941 - A. K. SPIELBERGER v. L. R. NIELSON

    072 Phil 396

  • G.R. No. 47538 June 20, 1941 - GONZALO PUYAT & SONS, INC. v. ARCO AMUSEMENT CO.

    072 Phil 402

  • G.R. No. 47588 June 20, 1941 - JOSE L. LIWANAG v. TOLARAM MENGHRAJ, ET AL.

    072 Phil 410

  • G.R. No. 47601 June 20, 1941 - EDUARDO C. GUICO v. NICASIO SAN PEDRO, ET AL.

    072 Phil 415

  • G.R. No. 47683 June 20, 1941 - EL GOBIERNO DE LAS ISLAS FILIPINAS v. CONSOLACION M. GOMEZ, ET AL.

    072 Phil 420

  • G.R. No. 47726 June 20, 1941 - MONTE DE PIEDAD, ET AL. v. VICTORINO DANGOY

    072 Phil 428

  • G.R. No. 47797 June 20, 1941 - JOSEFA LABOT v. EDUVIGES LIBRADA

    072 Phil 433

  • G.R. No. 47819 June 20, 1941 - LEONARDO GUISON v. LA CIUDAD DE MANILA

    072 Phil 437

  • G.R. No. 48100 June 20, 1941 - FLORENCIO PELOBELLO v. GREGORIO PALATINO

    072 Phil 441

  • G.R. No. 46966 June 24, 1941 - EL GOBIERNO DE FILIPINAS v. CHUNG LIU & COMPANY

    072 Phil 450

  • G.R. No. 47058 June 27, 1941 - PHILIPPINE RAILWAY CO. v. ASTURIAS SUGAR CENTRAL

    072 Phil 454

  • G.R. No. 47189 June 27, 1941 - A. L. AMMEN TRANS. CO. v. LA COMISION DE SERVICIOS PUBLICOS

    072 Phil 459

  • G.R. No. 47226 June 27, 1941 - PEDRO DE JESUS v. GUAN BEE CO.

    072 Phil 464

  • G.R. No. 47338 June 27, 1941 - FRANCISCO EGMIDIO v. LEON REGALADO, ET AL.

    072 Phil 479

  • G.R. No. 47354 June 27, 1941 - EL OPISPO CATOLICO ROMANO DE NUEVA SEGOVIA v. EL MUNICIPIO DE SANTA CATALINA

    072 Phil 482

  • G.R. No. 47380 June 27, 1941 - ZACARIAS DE SADUESTE v. MUNICIPALITY OF SURIGAO

    072 Phil 485

  • G.R. No. 47409 June 27, 1941 - ANGEL P. MIGUEL v. ARSENIO P. DIZON, ET AL.

    072 Phil 488

  • G.R. No. 47411 June 27, 1941 - J. A. WOLFSON v. MANILA STOCK EXCHANGE

    072 Phil 492

  • G.R. No. 47465 June 27, 1941 - VICENTE DIAZ v. POPULAR LABOR UNION OF CAIBIRAN

    072 Phil 502

  • G.R. No. 47501 June 27, 1941 - FELIX B. BAUTISTA, ET AL. v. GABRIEL LASAM, ET AL.

    072 Phil 506

  • G.R. No. 47517 June 27, 1941 - IDONAH SLADE PERKINS v. MAMERTO ROXAS, ET AL.

    072 Phil 514

  • G.R. No. 47641 June 27, 1941 - JOSEFA BUNDALIAN, ET AL. v. JUAN DE VERA, ET AL.

    072 Phil 520

  • G.R. No. 47701 June 27, 1941 - MENTHOLATUM CO. v. ANACLETO MANGALIMAN, ET AL.

    072 Phil 524

  • G.R. No. 47731 June 27, 1940

    QUINTINA R. SABADO v. LEONCIA FERNANDEZ

    072 Phil 531

  • G.R. No. 47888 June 27, 1941 - MANUEL VILLARAMA vs.JUANITO MANLUSOC

    072 Phil 538

  • G.R. No. 47931 June 27, 1941 - ADRIANO MENDOZA v. CALIXTO PILAPIL, ET AL.

    072 Phil 546

  • G.R. Nos. 47955 y 47993 June 27, 1941 - MARIANO B. ARROY, ET AL. v. ARSENIO DIZON

    072 Phil 557

  • G.R. No. 47971 June 27, 1941 - IN RE: MARIANO MAGBANUA, ET AL. v. MANUEL A. AKOL, ET AL.

    072 Phil 567

  • G.R. No. 48004 June 27, 1941 - CARLOS DORONILA v. DOLORES VASQUEZ DE ARROYO

    072 Phil 572

  • G.R. No. 47179 June 28, 1941 - PHIL. ASS’N OF MECHANICAL AND ELECTRICAL ENGINEERS v. M. JESUS CUENCO, ET AL.

    072 Phil 579

  • G.R. No. 47269 June 28, 1941 - KUAN LOW & CO. v. EL ADMINISTRADOR DE ADUANAS

    072 Phil 582

  • G.R. No. 47424 June 28, 1941 - EL BANCO NACIONAL FILIPINO v. BACOLOD-MURCIA MILLING CO., INC.

    072 Phil 583

  • G.R. No. 47586 June 28, 1941 - LIM BONFING, ET AL. v. TEODORICO RODRIGUEZ

    072 Phil 586

  • G.R. No. 47966 June 28, 1941 - LOPE ATIENZA v. MAXIMINO CASTILLO

    072 Phil 589

  • G.R. No. 47342 June 30, 1941 - HILARIO C. RODRIGUEZ v. RAMON ECHEVARRIA

    073 Phil 1

  • G.R. No. 47446 June 30, 1941 - JOSE P. BANTUG v. MAMERTO ROXAS

    073 Phil 13

  • G.R. No. 47637 June 30, 1941 - JOSE VISTAN v. EL ARZOBISPO CATOLICO ROMANO DE MANILA

    073 Phil 20

  • G.R. No. 47663 June 30, 1941 - JULIN GO v. EL BANCO NACIONAL FILIPINO

    073 Phil 27

  • G.R. No. 47768 June 30, 1941 - NORTHERN LUZON TRANSPORTATION v. COURT OF INDUSTRIAL RELATIONS, ET AL.

    073 Phil 41

  • G.R. No. 47790 June 30, 1941 - IN RE: EMILIANO GUZMAN

    073 Phil 51

  •  





     
     

    G.R. No. 47683   June 20, 1941 - EL GOBIERNO DE LAS ISLAS FILIPINAS v. CONSOLACION M. GOMEZ, ET AL. <br /><br />072 Phil 420

     
    PHILIPPINE SUPREME COURT DECISIONS

    SECOND DIVISION

    [G.R. No. 47683. June 20, 1941.]

    EL GOBIERNO DE LAS ISLAS FILIPINAS, solicitante-apelado, contra CONSOLACION M. GOMEZ Y OTROS, reclamantes, CONSOLACION M. GOMEZ, VICTORIANA FELICIANO, VICENTE RAMOS Y OTROS, apelantes.

    Doña Consolacion M. Gomez en su propia representacion.

    D. Juan M. Ladaw en representacion de los apelantes Feliciano y otros.

    El Procurador General Sr. Ozaeta, el Procurador General Auxiliar Sr. Mañalac, y el Procurador Sr. Torres en representacion del Gobierno.

    SYLLABUS


    REGISTRO DE TERRENOS; POSESION; PRESCRIPCION; CASO DE AUTOS. — Aunque se concediese que C. M. G. y los otros apelantes, o sus antepasados, habian estado ocupando los terrenos que habia en el lugar donde ahora existen los que son objeto de cuestion, ninguno de ellos probo cumplidamente que la posesion que habian tenido fue publica, continua, pacifica y adversa a todo el mundo, por el numero de años necesario para ganarlos por prescripcion. Una posesion de esta naturaleza y de estas condiciones es la unica que puede conferir titulo y justificar la expedicion del certificado corrospondiente, de conformidad con las disposiciones de las Leyes Nos. 496, 926 y 2874 y sus respectivas enmiendas.


    D E C I S I O N


    DIAZ, M. :


    Al abrirse el Expediente de Catastro No. 48 de la Ciudad de Manila, (G. L. R. O. Cadastral Record No. 256), se presentaron a reclamar algunos de los 268 lotes alli descritos, Consolacion M. Gomez, Vicente y Lazaro Ramos, los herederos de Mariano Urrutia, Narario Ponce y Vicente Lara, Pilar Santos, Claro Reyes Panlilio, Juan Nolasco, y Victoriana Feliciano.

    A peticion de la reclamente Consolacion M. Gomez, hubo de enmendarse el plano original presentado en el expediente, en la forma que ahora se ve en el plano Bsd — 1720, el cual coincide con la procion encerrada dentro de las lineas trazadas con tinta roja, en el plano Exhibit X; y uan vez aprobado dicho plano enmendado, el Director de Terrenos reclamo como propiedad de dominio publico, el 10 de junio de 1931, las parcelas que en ambos planos (Bsd — 1720, y Exh. X) se describen como lotes 12, 13 y 14, block 2796.

    El 21 de junio de 1932, Vicente Ramos reclamo a su vez las parcelas descritas en su plano Psu-91168, como lotes 1, 2 y 3, siendo los dos primeros parte de la parcela que se describe como lote 12, block 2796, en el plano Bsd — 1720, y los mismos que se indican con el mismo numero 12, en tinta de color rojo en el plano Exhibit X.

    Un año despues, o sea el 27 de julio de 1933, el Director de Terrenos reclamo tambien como propiedad de dominio publico la parcela que se describe como lote 3 en el plano Psu-91168 y en el plano Exhibit X.

    Al oponerse Consolacion M. Gomez, el 8 de agosto de 1933, a las pretensiones de Vicente Ramos y del Director de Terrenos, reclamo a su vez las parcelas decritas en el referido plano de Vicente Ramos, Psu- 91168, como lotes 1 y 3, y las parcelas descritas como lotes 4 y 5 en el plano Exhibit X. Este ultimo plano muestra la relacion que hay entre los planos Bsd-1720 y Psu-91168, siendo lo encerrado dentro de las lineas en tinta de color rojo, los terrenos aludidos en el primero (plano Bsd-1720) y lo encerrado dentro de las lineas en tinta negra, los comprendidos dentro del ultimo. (Plano Psu-91168.)

    Un mes despues se presentaron en el mismos expediente, estas otras reclamciones:chanrob1es virtual 1aw library

    La de Paulina Urrutia y sus coherederos, hijos todos de Mariano Urrutia, que alegaron ser dueños de unas partes de los lotes 1 y 3 descritos en el plano Psu-91168, que coinciden con las porciones encerradas dentro de las lineas en tinta de color violeta, que aparecen en el plano Exhibit X;

    La de Nazario Ponce y Vicente Lara que alegaron ser dueños de unas partes de los lotes 2 y 3 del mismo plano Psu-91168, que coinciden con las porciones comprendidas dentro de las lineas en tinta de color verde, que aparecen en el Exhibit X;

    La de Pilar Santos que alego ser dueña de unas porciones de los lotes 1 y 3 del mismo plano, (Psu-91168), que coinciden con la procion encerrada dentro de las lineas en tinta de color amarillo en el plano Exhibit X;

    La de Claro Reyes Panlilio que alego ser dueño de una porcion de los lotes reclamados por Pilar Santos, la misma que esta comprendida dentro de las lineas en tinta de color moreno en el plano Exhibit X;

    La de Juan Nolasco que alego ser dueño de una porcion de los lotes 2 y 3 del plano Psu-91168, reclamada tambien por Consolacion M. Gomez, la cual corresponde a la porcion señalada en el plano Exhibit X con las lineas entrecortadas, separadas entre si por medio de cruces, en tinta de color negro; y finalmente,

    La de Victoriana Feliciano a quien, despues de su muerte, le sustituyeron sus hijos Paulina Urrutia y hermanos, que alego ser dueña de la porcion Oeste del lote 1 que se describe en el plano Psu-911568, el cual coincide con el lote 12 del plano Bsd-1720, y con la porcion encerrada dentro de las lineas en tinta de color azul en el plano Exhibit X.

    Con el fin de poder dedicar exclusivamente su atencion a sus respectivas oposiciones a las pretensiones del Director de Terrenos, los otros reclamantes ya mencionados, excepto Juan Nolasco, zanjaron entre si sus diferencias, reconociendose mutuamente dueños de las mencionadas porciones de los lotes objeto de cuestion, que son las mismas que se indicn mas graficamente en el plano Exhibit X-1.

    El valor calculado de todas las parcelas en litigio, que miden una superficie total de 28,925.7 metros cuadrados es, segun los apelantes y el mismo jefe tasador de la Ciudad de Manila P144,628.50, a razon de P5 el metro cuadrado.

    Todas las pruebas de los apelantes tienden de consuno a establecer el hecho que bien puede ahora darse por cierto, de que por varios años antes de 1882 y hasta dicho año, sus antepasados o causantes habian estado ocupando y poseyendo las parcelas que son ahora objeto de sus respectivas reclamaciones. Antes de dicho año, el mar estuvo corroyendolas sin interrupcion, paulatinamente al principio, pero rapida y totalmente despues, llevandose las partes de las mismas que aun quedaban, y cubriendolas enteramente con sus aguas. Fue por esto, que sus dueños las dieran por perdidas y dejaran de ejercer sobre las mismas, desde entonces, directa o indirectamente, algun acto de dominio. Al cabo de 37 años, o sea el año 1919, surgieron gradualmente, en lugar de las tomadas y cubiertas por el mar, nuevas parcelas; y creyendo los apelantes que estas nuevas parcelas eran las mismas que habian poseido sus antepasados o causantes, quisieron entrar en ellas para ocuparlas, pero sin lograrlo, porque no les permitieron hacerlo los funcionarios de la Oficina de Terrenos.

    Las nuevas parcelas, segun la pruebas del apelado, surgieron como resultado de las obras que habia estado realizando, de algun tiempo a aquella parte, tales como el cierre del canal proximo a la farola, para impedir que las aguas del Rio Pasig que por alli pasaban, invadiesen y se llevasen la arena y legamo que habia estado acumulandose en el lugar donde aquellas surgieron; la construccion del campo de recreo en Magat Salamat, el cual sirvio de dique para impedir que las corrientes maritimas se llevasen otra vez lo que hasta la playa habian estado llevando de dia en dia; la extension hasta los varios puntos de Tondo, en los alrededores de las parcelas objeto de cuestion, de los tubos de desagüe que contribuyeron grandemente a llevar alli sedimentos, legamo y otras materials de terraplen; y finalmente, el dragado de aquella parte del mar, proxima a las referidad parcelas, que se llevo a cabo para ganar mas terreno al mar.

    El volumen calculdo de arena y tierra que el Gobierno puso en las referidas parcelas mediante el dragado del mar en los referidos alrededores, es de 18 millones de metros cubicos, habiendose puesto en las mismas, durante los años 1933 a 1938, solamente, 6 millones de metros cubicos. Desde que surgieron, el Gobierno no permitio a nadia ocuparlas, sin el permiso necesario, y este se obtenia invariablemente antes de cada ocupacion.

    El Gobierno, como apelado, probo en el juicio que necesitaba de las parcelas de que se trata, para el Puerto del Norte que tiene proyectado.

    Fundandose en los hechos que se acaban de relatar, el Juzgado de Primera Instancia de Manila declaro que las parcelas objeto de cuestion, o sean los lotes 12, 13 y 14 indicados en el plano Bsd-1720 y los lotes 1, 2, 3, 4 y 5 indicados en los planos Psu-91168, Exhibit X y Exhibit X-1 son de la propiedad del Gobierno del Commonwealth de Filipinas y de la sentencia que esto declaraba, todos los reclamantes, excepto Juan Nolasco y Claro Reyes Panlilio, apelaron para ante este Tribunal.

    Las razones que Consolacion M. Gomez alego para sostener su apelacion, son las que se desprenden del siguiente señalamiento de errores que apunta en su alegato, en estos terminos:jgc:chanrobles.com.ph

    "1. The trial court erred in holding that the claimant-appellant herein had not fully identified the lands claimed by her and in not believing that she had shown and established her ownership of title thereon.

    2. The trial court erred in holding that the portion of the land now claimed by the appellant herein reappeared or uncovered by the water of the sea by virtue and as a result of the works undertaken by the Government.

    3. The trial court erred in holding that in view of the failure of the appellant to have constructed a wall against the sea and to have put thereon permanent and visible sign to indicate the retention of her ownership, she had permanently abandoned said land and the ownership thereof had passed to the public domain.

    4. The trial court erred in holding that the appellant herein had lost her ownership of the lands claimed by her by prescription in behalf of the government.

    5. The trial court erred in denying appellant’s motion for new trial." ;

    y las razones que los otros apelantes alegan a su vez para sostener su apelacion, son las que se desprenden de la relacion de errores que consignan en su alegato, en estos terminos:jgc:chanrobles.com.ph

    "1. The lower court erred in finding that appellants have lost all their rights to the land in question by prescription in favor of the State.

    2. The lower court again erred in finding that the said land has been reclaimed from the sea as a direct result of the work executed by the Government.

    3. The lower court also erred in finding that the aforesaid land, being needed for the construction of the North Harbor of the City of Manila, cannot be declared as the property of the appellants.

    4. The lower court further erred in not ordering the registration of the said land in favor of appellants.

    5. The lower court finally erred in not granting appellants’ motion for new trial."cralaw virtua1aw library

    Creemos que las cuestiones que hay que resolver, teniendo en cuenta las razones alegadas por los apelantes y por el apelado, y teniendo tambien en ceunto los hechos probados en juicio, pueden reducirse, como lo sintetiza el Procurador General, a las siguientes:chanrob1es virtual 1aw library

    1.a ¿Podian y pueden todavia considerarse los terrenos de que los apelantes o sus antepasados pretenden ser dueños, propiedad privada de los mismos, antes de desaparecer por completo en 1882 por causa de las aguas del mar?; y

    2.a ¿Deben considerarse los referidos terrenos, propiedad privada de los apelantes, no obstante haber desaparecido por causa del mar los que en su lugar habia en 1882 y antes de dicho año; y no obstante tambien haber surgido alli los mismos como resultado de las obras llevadas a cabo por el Gobierno, de modo que ahora pueden ser reclamados por los anteriores dueños de los que desaparecieron corroidos o comidos por el mar, concediendo ya que lo eran los antepasados de los apelantes?

    Ninguno de los apelantes presento titulo alguno que conste por escrito que demuestre que son efectivamente los dueños de los terrenos de que se trata. La unica que presento un documento para demonstrar su pretendido derecho a la propiedad de las parcelas que reclama, es Consolacion M. Gomez. Pero, dicho documento que es el que ahora obra en autos como Exhibit 1 — Gomez, no es mas que una excritura de venta otorgada al parecer ante el que fue Escribano Publico y General de Hacienda de Manila, Ricardo Saavedra, el 11 de noviembre de 1871, por el P. Fray Antonio Fermentino, Procurador General de la Orden de PP. Agustinos Calzados, a favor de Maximo Andres, bisabuelo dela mencionada apelante. No es, sin embargo, la referida escritura un titulo por composicion gratuita con el Estado o una informacion posesoria que le reconociese el derecho, en virtud de las leyes existentes antes del cambio de soberania o regimen, a ser dueña de las referidas parcelas. En dicha escritura no se indican por otra parte, con precision, ni la forma ni la situacion precisa ni la extension exacta de los terrenos a que se refiere, ni los datos que contiene demuestran ser los mismos que habian diso comidos por el mar en y antes de 1882. Ademas, aunque se concediese que Consolacion M. Gomez y los otros apelantes, o sus antepasados, habian estado ocupando los terrenos que habia en el lugar donde ahora existen los que son objeto de cuestion, ninguno de ellos probo cumplidamente que la posesion que habian tenido fue publica, continua, pacifica y adversa a todo el mundo, por el numero de años necesario para ganarlos por prescripcion. Una posesion de esta naturaleza y de estas condiciones es la unica que puede conferir titulo y justificar la expedicion del certificado correspondiente, de conformidad con las disposiciones de las Leyes Nos. 496, 926 y 2874 y sus respectivas enmiendas. (Tiglao contra Gobierno Insular, 7 Jur. Fil., 82; Sandoval y otros contra Gobierno Insular, 12 Jur. Fil., 672; Verzosa contra Nicolas y Guieb, 29 Jur. Fil., 449; Director de Terrenos contra Abasolo, 46 Jur. Fil., 298; Susi contra Razon y otros, 48 Jur. Fil., 451; y Ongsiako contra Magsilang, 50 Jur. Fil., 396). Otra razon hay en contra de los apelantes: Desde 1919 hasta fines de 1927 en que el apelado fue tomando posesion de los terrenos en litigio, que surgieron en el lugar donde habian desaparecido en 1882 los que alli habia, gracias a su industria y trabajo por su deseo de ganar terreno al mar para su proyectado puerto del Norte, prohibiendo a todo el mundo ocuparlos sin su prmiso expreso y previo, los apelantes no hicieron nada para hacer valer sus derechos ni exprsaron siquiera su intencion de reclamar los mismos en algun tiempo. El acto de posesion ejercido por el apelado desde entonces hasta el indicado año 1927, en que los apelantes expresaron por primera vez su proposito de reclamar los referidos terrenos, presentando para ello en este expediente sus repectivos escritos de contestacion y reclamacion, y el silencio y falta de accion de los ultimos, que demuestran su abandono o renuncia a todo derecho que entonces tenian, si alguna tenian, han dado indudablemente a dicho apelado, derecho para considerarse dueño de todos dichos terrenos, con exclusion de todo el mundo sin excluir a los mismos apelantes.

    Y debe añadirse a lo dicho hasta aqui que ninguno de dichos apelantes declaro jamas alguno de los terrenos en litigio, para fines de amillaramiento o para cualquier otro fin, como de su propiedad, constituyendo naturalmente este hecho un dato adicional tan elocuente como los otros de que ya se ha hecho mencion, para demostrar que nunca tuvieron el menor derecho a los mismos, ni creyeron tener dicho derecho.

    Pero, concediendo por el momento, que los antepasados de los apelantes o algunos de estos mismos apelantes fueron los dueños de los terrenos comidos por el mar, no tienen sin embargo, por dicha razon, derecho a considerarse hoy sin embargo, por dicha razon, derecho a considerarse hoy dueños de los que surgieron en el lugar donde aquellos habian estado antes de 1882. Aun incurriendo en repeticion, debemos declarar otra vez, que segun las pruebas, los referidos terrenos, es decir, los que son objeto de cuestion, surgieron en el lugar donde ahora estan, gracias a las varias obras realizadas por el apelado en su afan de ganar terreno al mar; principalmente, para poder ver realizado su plan de tener el Puerto del Norte.

    Pues bien; el articulo 5 de la Ley de Aguas de 3 de agosto de 1866, todavia en vigor dispone to siguiente:jgc:chanrobles.com.ph

    "ART. 5. Los terrenos ganado al par por consecuencia de obras construidas por el Estado o por las Provincias, pueblos o particulares competentemente authorizados, seran de propiedad de quienes hubiere construido las obras, a no haberse establecido otra cosa en la autorizacion."cralaw virtua1aw library

    Se ha aplicado la citada ley a los casos de Lamprea contra el Director de Terrenos, R. G. G. No. 45721, agosto 26, 1937; y Gobierno de las Islas Filipinas, contra Cabañgis, (53 Jur. Fil., 119), que tenien analogia con el presente; y no hay razon para no aplicarla al mismo. En dichos dos casos, los terrenos que surgieron en lugar de los corroidos por el mar debido a las acciones del flujo y reflujo, fueron como los de que se trata en esta causa, "por consecuencia de obras construidas por el Estado", o el Gobierno.

    Las dos cuestiones enunciadas al principio, que sintetizan las proquestas por los apelantes en sus respectivos alegatos, las deben ser contestadas, por consiguiente, en sentido negativo.

    Por tanto, confirmamos la sentencia apelada, condenando a los apelantes al pago de las costas. Asi se ordena.

    Avanceña, Pres., Laurel, Moran, y Horrilleno, MM., estan conformes.

    G.R. No. 47683   June 20, 1941 - EL GOBIERNO DE LAS ISLAS FILIPINAS v. CONSOLACION M. GOMEZ, ET AL. <br /><br />072 Phil 420


    Back to Home | Back to Main

     

    QUICK SEARCH

    cralaw

       

    cralaw



     
      Copyright © ChanRobles Publishing Company Disclaimer | E-mail Restrictions
    ChanRobles™ Virtual Law Library | chanrobles.com™
     
    RED